El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que hay recursos suficientes para iniciar la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco, desmintiendo así unas declaraciones de Hacienda al Financial Times.

“Se cuentan con 50.000 millones de pesos (unos 2.580 millones de dólares) para la refinería. Sí tenemos presupuesto”, aseguró el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Según declaraciones al Financial Times del subsecretario de Hacienda y Crédito Público de México, Arturo Herrera, se retrasó el inicio de esta gran infraestructura para inyectar más capital a Petróleos Mexicanos (Pemex), e incrementar su producción.

En respuesta, el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) indicó este martes que es “muy probable” que este 18 de marzo -cuando se conmemoran 81 años de la nacionalización del petróleo en México- se haga un anuncio de licitación en esta refinería.

“No hay retrasos, estamos muy bien y se va a construir la refinería”, aseveró el mandatario, quien agregó que se pedirá a las Naciones Unidas que vigile el proceso de licitación para evitar actos de corrupción.

El diario El Universal publicó en portada este martes que López Obrador retiró las ayudas a los comedores sociales impulsados por su antecesor, Enrique Peña Nieto, y que ofrecía alimentos a unas 500.000 personas de escasos recursos.

“Los programas sociales se están revisando, tenemos pendiente el informe sobre la corrupción que prevaleció en la Secretaría de Desarrollo Social”, aseguró.

Cuestionado sobre si las conferencias matutinas tienen éxito, dijo que “hay que aceptar las críticas”, pero aseguró que hay “mucha gente” pendiente de las ruedas de prensa.

Afirmó que en su discurso a veces se repite, pero no cae en “lugares comunes”.

Tras celebrar este lunes cien días de mandato, López Obrador insistió este martes en que está “gobernando para todos” y que lo que necesita México es “separar el poder económico del poder político” para que el gobierno “represente a todos los mexicanos”.

Apeló, una vez más, a la lucha contra la corrupción para lograr crecimiento, desarrollo, paz y tranquilidad.

En otros temas, aseguró que se buscará que las universidades públicas transparenten también sus cuentas, porque se han dado casos en que si bien tienen recursos, estos no fluyen hacia los maestros o los estudiantes.

“El presupuesto se queda arriba”, lamentó.

Al hablar de inseguridad, indicó que el 80 % de su programa se basa en la prevención social, mientras que el 20 % restante se dedicará a que las fuerzas de seguridad tengan presencia en las calles para evitar delitos.

Señaló que se está buscando un acuerdo con Estados Unidos para que haya más control en la compra de armas y reducir el consumo de estupefacientes en el vecino del norte, pues ello incentiva el tráfico de drogas.

Sobre la posibilidad de amnistiar a algunos criminales, dijo estar “seguro” que hay “mucha gente en las cárceles que no deberían de estar”, ya sea por falta de sentencia o porque cometieron delitos menores.

Deja un comentario