«No quiero engancharme en ningún debate con el presidente de los Estados Unidos», declaró este viernes el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien destacó el «respeto mutuo» entre ambas naciones.

«No debemos pelearnos con el Gobierno de los Estados Unidos. Ha habido una política de relación y de respeto mutuo que yo estimo mucho», apuntó el líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) desde el Palacio Nacional.

En la conferencia matutina en el Palacio Nacional, se le preguntó sobre esta aparente pasividad ante las presiones» de Trump, y el mandatario se limitó a decir que busca «una buena relación» con el Gobierno de Estados Unidos.

«Una buena vecindad, necesaria, que debemos procurar», basada en la «cooperación para el desarrollo», apuntó.

En definitiva, el presidente aseguró que no va a «caer en ninguna provocación».

«Ni engancharme en ningún debate con el presidente de los Estados Unidos cuando tenemos allá 24 millones de mexicanos, 12 (millones) de ellos nacidos en México y 12 (millones) de ellos de padres mexicanos», rebatió.

Como ejemplo de buena relación, celebró el acuerdo logrado con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pendiente de ratificación.

Finalmente, recordó que en un reciente mitin preguntó a la audiencia si quería «prudencia» con Estados Unidos. «Todos levantaron la mano. (…) Y estos son mis asesores», apuntó.

Dijo que se está trabajando en la frontera norte para ver de qué manera solucionar la lentitud en los pasos fronterizos, que se atribuye en parte a la falta de personal del lado estadounidense.

Indicó que la cumbre de grandes empresas de México y Estados Unidos que concluye este viernes en Mérida, capital del suroccidental estado de Yucatán, pretende atraer inversión que permita lograr un crecimiento del 4 % anual durante su sexenio en el cargo (2018-2024).

Pese a que la cumbre es empresarial, asisten a ella el propio presidente mexicano, y miembros de los gobiernos de México y EEUU, como el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross.

En una cena celebrada este jueves, Ross agradeció al Gobierno mexicano su ayuda para afrontar la «crisis» migratoria en la frontera y destacó la «importancia» de ratificar el acuerdo de libre comercio T-MEC.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario