Los abogados del expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn pidieron hoy un procedimiento judicial y un juez distintos a los de los otros acusados en la misma causa, con el fin de asegurar que tendrá un proceso justo.

Además de Ghosn se enfrentan ante los tribunales de Tokio quien era su mano derecha en la firma, Greg Kelly, así como Nissan Motor, por su presunta responsabilidad en las irregularidades financieras atribuidas al primero.

El abogado de Ghosn, Junichiro Hironaka, declaró a los periodistas que la petición fue presentada hoy ante los tribunales, en la primera etapa de un proceso judicial que desembocará en un juicio no antes de septiembre próximo en el caso de Ghosn.

«Los procedimientos en los casos de Carlos Ghosn, Greg Kelly y Nissan deberían ser por separado», afirmó. Sólo así «podrá haber un juicio justo», agregó Hironaka en una rueda de prensa que ofreció en el Club de Corresponsales Extranjeros de Japón.

Ghosn, con triple nacionalidad (francesa, brasileña y libanesa), fue detenido el pasado 19 de noviembre en Tokio y se enfrenta a tres acusaciones formales por distintas acciones al frente de Nissan Motor en los últimos diez años.

Una de ellas, la que inicialmente derivó en su arresto, y en la que pueden ser también responsables Kelly y Nissan, se refiere a la posibilidad de que Ghosn haya ocultado a las autoridades financieras millonarias compensaciones pactadas con Nissan Motor.

También está acusado de violar la confianza de la empresa por utilizar fondos de Nissan para cubrir pérdidas financieras personales y de abonar a terceras personas servicios profesionales que han generado dudas entre los fiscales.

El código procesal de Japón permite la posibilidad de que en casos como éste diferentes acusados vayan en un mismo procedimiento legal y sean juzgados por un mismo tribunal, entre otras razones para reducir gastos legales y agilizar los procedimientos.

Pero Hirokana afirmó que Nissan ha venido suministrando información a la fiscalía sobre las acciones de Ghons y está cooperando con los acusadores del expresidente de la compañía.

Además, el abogado dijo que al menos dos empleados de Nissan Motor han llegado a un acuerdo de reducción de pena con la fiscalía.

«Nissan, formalmente, es un acusado, pero en realidad Nissan está en el lado de la fiscalía, y está intentando perseguir la responsabilidad del Sr. Ghosn por llevar a cabo ‘actos ilegales'», insistió el letrado.

El abogado dijo que aunque están pidiendo la separación de los procedimientos de los tres casos, el problema mayor se presenta en el de Nissan, no tanto en el de Kelly, que al igual que Ghosn está en libertad bajo fianza a la espera del juicio.

El letrado insistió en que Ghosn se mantiene en rechazar los cargos de los que se le acusa, y negó la posibilidad de que pueda llegar a aceptar algunos de los cargos a cambio de una reducción de la pena.

«No aceptaré otra cosa que no sea la exoneración», aseguró Hironaka.