Los actores de este partido son nombres del fútbol y los negocios como Florentino Pérez y los Javis: Javier Tebas (LaLiga) y Javier de Jaime (CVC); pero también entidades, energéticas y fondos vinculados directa o indirectamente a este deporte como CaixaBank, BlackRock, CVC, Naturgy o Iberdrola; incluso el fondo soberano de Qatar, dueño del Paris Saint Germain que acaba de fichar a Messi.

La guerra abierta entre Florentino Pérez (Real Madrid) y Joan Laporta (Barcelona) contra Javier Tebas, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, a cuenta de la hipoteca con el fondo británico CVC, por la que inyectaría 2.667,5 millones de euros a cambio del 11% de LaLiga [2] durante 40 años [3], no se disputa solo en el césped. Sus implicaciones son especialmente relevantes en el mercado energético, en un momento en el que saltan chispas en el sector por el reparto del pastel. Y en que el que el megavatio hora marca récord tras récord.

Sucede que el buitre con sede en Luxemburgo CVC comparte el 20,7% de la eléctrica Naturgy con la familia March, tradicional socia de Florentino Pérez, a través del holding Rioja. Al propio Floro (ACS) CVC ya le compró un buen pellizco de los escandalosos peajes de Abertis por una millonada en 2010 [4].

Según medios especializados como Finanzas.com  [5], CVC jugaría un papel importante en la reciente oferta pública de adquisición (OPA) del fondo australiano IFM sobre Naturgy [6], operación que muestra a las claras el interés de los buitres internacionales por cobrarnos una factura de la luz desbocada sin cortapisas.

Véase cómo en Naturgy están presentes los tradicionales socios de Floro (los March), el fondo british al que se ha agarrado como a un clavo ardiendo LaLiga de Tebas (CVC) y la caixa catalana tradicionalmente vinculada al Barça.


El Gobierno permite la especulación de buitres con una de las principales eléctricas españolas, Naturgy, mientras se dispara el precio de la luz

En 2019, antes de la pandemia, ya había 6,8 millones de afectados por la pobreza energética

En este punto, llama la atención cómo el Gobierno que presume de no dejar a nadie atrás permite la especulación de buitres con una de las principales energéticas que operan en España mientras se dispara el precio de la luz en un país que ya en 2019, antes de la pandemia, contaba con 6,8 millones de afectados por la pobreza energética [7].

Resulta curioso el hecho de que el mismo Consejo de Ministros que prorroga hasta el 31 de octubre el presunto escudo social por Covid-19 autorice “con condiciones” la inversión del fondo australiano IFM en Naturgy [8]. En plena batalla especulativa, mientras se encarecía día a día el precio de la luz, CaixaBank, a través de Criteria Caixa, escalaba hasta el 26% de la energética que tantas plusvalías le dio a Florentino Pérez, cuando Naturgy se llamaba Unión Fenosa [9].

Jugando a todas las bandas: Estrategia ’Win Win’ (Ganar-Ganar) lo llaman los especuladores

¿Por qué esa toma de posiciones de Criteria, máximo accionista de CaixaBank y de Naturgy? Según ’ElPeriódico.com’, trata de dificultar la operación de los australianos IFM “para garantizar su españolidad y planes industriales”. Lo cual, según la misma noticia, no le impide a la Caixa financiar parte de la misma OPA australiana a la cual presuntamente se opone [10]. Es lo que tiene la banca, que para ganar siempre, no le hace ascos a jugar a todas las bandas.

No hace falta recordar las profundas vinculaciones existentes entre la tradicional Caixa y el club culé. Pero es que además, la entidad catalana es uno de los mayores acreedores del FC Barcelona. Sin ir más lejos, ya en pandemia, tanto el Barça como el Madrid pidieron sendos créditos.

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario. ICO a CaixaBank y Bankia, entre otras entidades [11].

El mayor acreedor del Barcelona es Goldman Sachs. Entidad estadounidense que, dicho sea de paso, también juega a todas las bandas en LaLiga española [12]: Además de prestar dinero al Barça, compra acciones del ACS que preside Florentino Pérez y a su vez asesora y financia la operación de CVC que ha hecho saltar por los aires al fútbol español y que Floro ha prometido llevar a los tribunales [13]. Estrategia “Win-Win” (“ganar-ganar”) lo llaman los especuladores.

Messi, el ’Macguffin’ de esta película

En esta película hay un Macguffin (elemento de suspense que desvía la atención, hace que la trama avance, pero que no tiene mayor relevancia). Y no es otro que el futbolista argentino Lionel Messi. En la hipoteca de la muy patriótica Liga de Tebas con el muy british fondo CVC, se llegó a negociar la permanencia de Messi en el Barça, con el resultado ya conocido. “No voy a hipotecar el club durante 50 años por nadie, ni por el mejor del mundo” [14], lloró Laporta antes que La Pulga, en la rueda de prensa en la que consideró que la oferta de CVC por el 10% de LaLiga era muy baja. De hecho, el que la hipoteca a 40 años se haya firmado a tipo variable cuando los intereses solo tienen recorrido al alza es un gol que los piratas británicos le han marcado a Tebas desde la City de Londres.

Apenas 48 horas después de las lágrimas de Messi en su despedida del Barça, el argentino sonreía en Francia tras su fichaje por el Paris Saint-Germain (PSG), propiedad del fondo soberano de Qatar [15]. Y aquí es donde entra en juego otra de las grandes eléctricas que operan en España, Iberdrola. Porque precisamente Qatar Investment Authority es uno de los mayores accionistas de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán. La misma empresa ’verde’ que está secando pantanos en Zamora y Cáceres para forrarse con la energía hidroeléctrica con el precio de la luz más caro de la historia [16].

BlackRock, quebrantahuesos financiero global, un jugador tapado determinante en este partido


Pero hay un jugador tapado que es crucial en todo este partido. Y que tiene un especial interés en el sector energético español y su presunta sostenibilidad [17], en el contexto de los Fondos Europeos Next Generation [18]. Se trata de BlackRock, el quebrantahuesos financiero global, verdadero capitoste del Ibex 35 [19].

Con mano en Naturgy a través de CaixaBank y accionista de Iberdrola, además del ACS de Floro, BlackRock es determinante en este juego. Tan determinante es, que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez viajó a EEUU [20] para reunirse con su presidente, Larry Fink, entre otros, en plena escalada del precio de la luz, con el termómetro de la desafección de los españoles con su gestión subiendo grados.

De esa reunión, BlackRock no desveló nada. Sí lo hizo Pedro Sánchez, quien en un tuit con foto incluida cascó: “Esta mañana me he reunido también con Larry Fink, presidente de @blackrock. Hemos hablado de cómo hacer frente a los retos globales. Compartimos una visión optimista de la recuperación de la economía mundial tras la pandemia, una recuperación que debe ser sostenible e inclusiva”.

El Gobierno de España tiene más de 20.000 millones de motivos para intervenir en el mercado

Cabe recordar que BlackRock, en tanto que uno de los mayores accionistas de CaixaBank [21], por detrás de Criteria Caixa y el FROB, es un beneficiario directo del rescate a Bankia, que ha dejado a deber una hipoteca de al menos 20.000 millones de euros públicos [22] y que CaixaBank se fusionó gratis et amore [23]. Así que el Gobierno de España tiene más de 20.000 millones de motivos para intervenir en el mercado financiero, inmobiliario eléctrico… y hacer de árbitro por una vez en aras al interés general.

En lugar de eso, se está permitiendo que se repartan los despojos de la Finca España SA, en palcos que ya no están ni en Madrid ni en Barcelona, buitres de todo pelaje como CVC, que lo mismo picotea en el sector deportivo (LaLiga o la Fórmula 1), que en el energético (Naturgy); en el alimentario (Deoleo), que en el sanitario (Quironsalud).

Ahora bien, CVC es un córvido insignificante al lado de BlackRock. El mayor inversor del mundo (también en combustibles fósiles pese a considerarse adalid contra el cambio climático), asesor económico tanto de la administración Trump como Biden, verdadero amo del Ibex 35, el principal acreedor de la deuda argentina [24], tiene sus garras puestas en empresas tan presentes en nuestras vidas como Telefónica, Repsol, Google, Amazon, Pfizer o Bayer. Ya lo advertimos en 2017: “Los fondos buitre carroñean con lo más básico: Techo, pan y luz” [25] .

CADTM

DEJA UNA RESPUESTA