El toma y daca en Murcia, donde la formación de extrema derecha Vox ha conseguido que el ejecutivo regional (formado por PP y Ciudadanos) establezca un «Pin parental» censor, mientras el Gobierno central lanza un ultimátum para que se elimine, vive un polémico capítulo paralelo en redes sociales.

La formación de ultraderecha defiende a ultranza en los últimos días la medida, pero la falta de ética al hacerlo está superando barreras. El partido de Abascal ha llenado de mentiras las redes y han difundido sin miramientos vídeos de actividades destinadas no solo a mayores de edad, si no ubicadas también en países muy lejanos a España.

Uno de los ejemplos más claros de esto es un vídeo difundido como educación sexual a menores que en realidad es una actuación artística en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

El vídeo fue publicado el 18 de enero por Adrián Belaza, candidato a la alcaldía de Logroño por Vox en 2019, y compartido por la cuenta oficial de Vox España. Ha superado los 1.200 retuits en menos de 48 horas. Sin embargo, este vídeo no tiene ninguna vinculación con España ni con ninguna actividad lectiva. Es un fragmento sacado de contexto de una performance llamada La Bête, del artista brasileño Wagner Schwartz.

También se han empezado a viralizar unas imágenes de una mujer realizando varias posturas sexuales en una clase, que se mueven con el siguiente texto: «Hay dos futuros: el de estas imágenes o el del pin parental». Las fotos que se relacionan con ese «pin parental» no son ni de una escuela ni fueron tomadas en España. Es en realidad un taller de salud sexual impartido en 2014 en Ontario, Canadá, por una asociación LGTBI.

Otro de los vídeos difundidos por la formación como un curso impartido a menores ha sido un fragmento del monólogo ‘No solo duelen los golpes’ de Pamela Palenciano. Fue impartido en la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, según ha confirmado a Maldita.es Iván Larreynaga, productor y mánager del proyecto ‘No solo duelen los golpes’. «Fuimos invitados por un colectivo estudiantil llamado Elemental. Todo el público era estudiante, en su mayoría, y habían docentes también», explica Larreynaga.

Parece que este monólogo gustó mucho en la formación de extrema derecha, porque no fue el único usado. También difundieron con la misma intención otro fragmento del monólogo grabado en la Universidad Carlos III de Madrid, en el que la artista fue invitada por dos alumnos que estaban haciendo un Trabajo de Fin de Grado sobre medios audiovisuales.

Por último, también se ha difundido hasta la extenuación un audio de una charla junto el mensaje ‘Así adoctrinan a menores de 6 años en las escuelas de La Rioja’. En realidad, según indica Maldita.es, era una charla para padres y no para niños, según la asociación que afirma haber grabado el audio.

Con datos de Maldita.es, La Vox de Galicia y Podemos.