• La Comunidad de Madrid es la región con menos enfermeras por habitante de toda España y asumir el reto de vacunar a casi un millón de usuarios en la primera fase «es hoy, imposible».
  • SATSE Madrid pide un refuerzo real de las plantillas enfermeras de los centros de salud ya que hasta ahora lo que se ha hecho «no ha tenido ninguna efectividad».
  • Los profesionales de Enfermería son los únicos habilitados legalmente para la administración de vacunas.

Las contrataciones Covid durante la pandemia fueron mayoritariamente destinadas a los hospitales del Sermas, mientras que el presunto refuerzo llevado a cabo en la Atención Primaria «no sirvió ni siquiera para cubrir las bajas que se iban produciendo», explican desde el Sindicato de Enfermería en Madrid que considera que «vacunar de la Covid a la población de riesgo en enero, tal y como ha anunciado el presidente Pedro Sánchez, se antoja como imposible en la Comunidad de Madrid».

Los profesionales de Enfermería son los únicos habilitados legalmente para la administración de vacunas pero los centros de salud dependientes del Sermas están bajo mínimos, con plantillas enfermeras mermadas ya saturadas, incluso antes de la pandemia.

«Madrid es la región, junto con Ceuta y Melilla, donde el número de enfermeras por habitantes es el más bajo de todo el Estado. Serían necesarias en torno a 4.000 enfermeras más para igualarnos a la media española ya que en Madrid hay 49 enfermeras por cada 100.000 habitantes mientras que la media nacional es de 66 enfermeras por ese mismo número de ciudadanos».

La carencia de plantillas enfermeras, unida al elevado número de madrileños susceptibles de ser candidatos a la vacuna de la Covid (que podría llegar al millón de usuarios en nuestra región) y a la coincidencia con la vacunación de la gripe, que aún continúa realizándose, hace que la Comunidad de Madrid necesite reforzar «urgentemente» sus plantillas.

Los centros de salud llevan abandonados décadas por la Administración sanitaria, sus infraestructuras son precarias en muchas ocasiones y las condiciones en las que están trabajando los profesionales de Enfermería hacen que este nuevo reto sea difícil de llevar a cabo en los 266 centros de salud y 163 consultorios locales con los que cuenta la región. A esto habría que añadir que muchas residencias de mayores no cuentan con profesionales de Enfermería en sus plantillas y son las profesionales de los centros de salud del Sermas las que tendrían que encargarse, también, de la vacunación de estos usuarios prioritarios en las propias residencias donde viven.

Desde SATSE Madrid se insta a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, a reforzar las plantillas enfermeras en Atención Primaria tal y como ha reclamado el presidente Pedro Sánchez.

Fuente: SATSE Madrid