El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha acusado este lunes a ERC de ofrecer la «excusa perfecta» para un pacto postelectoral entre PSOE y Cs por la estrategia de «bloqueo» que, a su juicio, simboliza su candidato al Congreso Gabriel Rufián.

En una rueda de prensa en la sede del partido, Mena ha reaccionado así a las palabras del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que este fin de semana ha asegurado que preferiría el apoyo de Ciudadanos que el de los independentistas, puesto que este apoyo es «preferible» al de alguien que «cuestione la unidad de España y el marco constitucional».

Mena ha señalado que una hipotética alianza entre PSOE y Cs «tiene un precio», que es el del peligro que correría la inmersión lingüística en Cataluña, más precariedad laboral y una nueva suspensión del autogobierno por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

«En Comú Podem es la única garantía de que este pacto entre PSOE y Cs no destroce a Cataluña: este es el objetivo que tenemos», ha aseverado el dirigente de los comunes.

Para Mena, esto demuestra que si las listas independentistas «van a bloquear la política en Madrid se están equivocando de estrategia» y las consecuencias las pagarán los presos enjuiciados en el Tribunal Supremo, así como los líderes que se encuentran en el extranjero y la ciudadanía catalana en general.

Mena ha contrapuesto esta posibilidad de pacto postelectoral, que a su juicio resultaría en «el Gobierno del Ibex 35», con un Ejecutivo liderado por Unidas Podemos y su candidato, Pablo Iglesias, que sería «el de la gente», el que «nunca se equivocaría de lado, es capaz de hacer toda la autocrítica posible y tiene un proyecto plurinacional».

Preguntado sobre si la candidatura de Front Republicà -una lista que liderará el ex secretario general de Podem en Cataluña Albano Dante Fachin- puede afectar al proyecto de los comunes, Mena ha considerado que «a quien debería preocupar» es más bien a JxCat, y ha recordado que Fachin «hace mucho tiempo que está fuera de los comunes».