El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha mostrado este lunes su «profunda decepción» con ERC, a cuyas listas electorales se ha sumado el hasta ahora diputado en el Parlament de los comunes Joan Josep Nuet, en una acción de «transfuguismo» que sitúa a este partido en «la vieja política».

En una rueda de prensa en la sede de la formación, Mena ha censurado «las formas de hacer política» del partido independentista republicano, al que ha situado «en el lado de Ciudadanos y la vieja política» por alentar «prácticas como el transfuguismo».

Los comunes ya registraron el viernes en el Parlament la expulsión de su grupo del hasta ahora líder de EUiA, Joan Josep Nuet, después de que este haya decidido concurrir a las generales con ERC, y está por ver qué sucederá con la hasta hace poco también diputada de los comunes Elisenda Alamany, que podría recalar asimismo en candidaturas electorales de ERC.

Mena ha aprovechado la ocasión para reclamar de nuevo a Nuet y a Alamany que renuncien a sus escaños, a pesar de que ha considerado «legítimas» sus «decisiones personales» de abandonar el espacio de los comunes.

Ha defendido que los comunes tienen «un proyecto sólido» basado en la actualidad en tres ejes principales: la defensa de los derechos sociales de los catalanes, la apuesta por un referéndum de autodeterminación y la petición de libertad para los presos independentistas.

Ha criticado así la creación de «partidos instrumentales» que lo que en realidad buscan es defender «intereses personales», en referencia a Nova, partido del que participan Alamany y Nuet, al que sin embargo Mena no ha citado.