La reintroducción de controles interiores en la frontera entre España y Portugal, que estará en vigor hasta el 10 de febrero, comenzará a aplicarse en la noche del sábado al domingo, según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE) este sábado.

En concreto, el texto señala que esta medida entrará en vigor a la 1.00 horas de este domingo 31 de enero y se mantendrá hasta la 1.00 horas del 10 de febrero.

Según se argumenta en la orden firmada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, esta decisión ha sido tomada a raíz de los contactos mantenidos con las autoridades portuguesas con motivo de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

No obstante, se permitirá la entrada al territorio español a ciudadanos españoles y su cónyuge o pareja, a residentes en España, a residentes en otros Estados miembros o Estados asociados Schengen que se dirijan a su lugar de residencia habitual, debidamente acreditado y a quienes vayan a transitar o permanecer en el territorio español por cualquier motivo exclusivamente laboral, que incluirá a los trabajadores transfronterizos, trabajadores sanitarios y del transporte.

Además, se contempla el tránsito de aquellas personas que acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad, o por motivos humanitarios y el personal extranjero acreditado como miembro de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales sitos en España, siempre que se trate de desplazamientos vinculados al desempeño de sus funciones oficiales, así como los participantes en viajes de Estado y los miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas para ejercer sus funciones.

Las entradas y salidas del territorio español a través de la frontera interior terrestre con Portugal sólo podrá realizarse por los pasos autorizados y durante los horarios que se establezcan.