Los cooperantes españoles que están prestando su ayuda en Mozambique ante los efectos del ciclón Idai que provocó hace casi mes y medio más de 600 víctimas mortales, consideraron hoy «un espaldarazo» a su proyecto la visita que les realizó la reina Letizia.

La reina, en la segunda jornada de su visita de cooperación a este país, se trasladó hasta Beira y el hospital de emergencia que levantó la cooperación española en Dondo, la zona más afectada por ese ciclón.

Ese hospital supuso el estreno del equipo de emergencias creado por la cooperación española para hacer frente a consecuencias como las de catástrofes naturales.

Francisco Sigüenza, de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y máximo responsable del equipo que ha estado al frente de este hospital, manifestó a los periodistas que siguen la visita de la reina que supone «un espaldarazo» a este proyecto.

Un proyecto que, destacó, es posible gracias a la colaboración de todas las comunidades autónomas españolas.

«Es el resultado de distintas administraciones trabajando por una labor que creo que es muy satisfactoria», subrayó.

El responsable explicó que el hospital atendió en su primera fase a personas afectadas por el ciclón Idai y, en una segunda, a casos no vinculados con esa catástrofe y, especialmente a mujeres, para practicar cesáreas y actuar ante partos complicados.

También han realizado una tarea de formación en algunas modalidades asistenciales.

En total, se registraron 2.275 asistencias sanitarias, unas 85 al día, se practicaron 21 cesáreas y 15 partos complicados, y se intervino quirúrgicamente a 87 pacientes.

Sigüenza informó de que el pico de cólera provocado por el ciclón ya ha remitido y que sólo han tenido que atender un caso de malaria.

Además, aseguró que se han sentido muy arropados tanto por la población local como por el personal del hospital de Dondo en el que se desplegaron, y que han colaborado estrechamente con ellos.

Cuando se desmantele el hospital, todas las existencias de medicinas que aún tengan permanecerán en el país, así como el material médico.

Además, la cooperación española seguirá ayudándo y, de hecho, ya se ha comprometido a financiar la reconstrucción del techo de un ala del centro de salud de Dondo que desapareció por el paso del ciclón Idai.

Son 71 los profesionales españoles que han estado trabajando en esta instalación, de ellos más de 40 sanitarios del sistema nacional de salud, y, el resto, personal encargado de la logística.

Fuente

Deja un comentario