Los casos de contagio por el nuevo coronavirus Covid-19 ascienden a más de 214.000 en todo el mundo y se han registrado ya más de 8.200 fallecidos.

Después de China, Italia es el país con más casos superando los 31.500 contagios y aproximándose a los 3.000 fallecidos después de que en las últimas 24 horas se registrasen 475 fallecidos más, la cifra más alta en un solo día desde que comenzó la pandemia en el país.

Para evitar la propagación, Italia, como otros muchos países, ha obligado a mantener la cuarentena a sus habitantes desde el pasado 9 de marzo. El ambiente de las calles es desolador, tiendas cerradas, apenas hay tráfico, largas colas de gente que esperan para entrar a cuentagotas a los únicos establecimientos abiertos…

La pandemia del coronavirus paradójicamente le ha generado un respiro al planeta. Después de poco más de una semana de haber tomado esta medida se están viendo algunos resultados positivos, no solo ha beneficiado a la calidad del aire sino que el agua de Venecia luce cristalina y en buenas condiciones después de mucho tiempo.

El poco movimiento de las góndolas ha hecho que los sedimentos se mantengan en el fondo y el agua que antes era turbia y de color marrón ahora es transparente, algo que ha causado la sorpresa de los venecianos que no recordaban nada parecido.

En redes sociales circulan imágenes y vídeos de los canales de la ciudad italiana en los que incluso se pueden ver peces y cisnes.

Lauri Myllyvirta, integrante del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), en Estados Unidos, indicó que el cierre de fábricas y comercios en China, al igual que las restricciones de viaje impuestas para hacerle frente a la pandemia, produjo una disminución en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de, por lo menos, un 25%, esto debido a la baja sustancial en el consumo de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón, entre otros). Esta cifra representa, a su vez, una reducción del 6% a nivel global.

La experta calcula que durante las últimas tres semanas China emitió 150 millones de toneladas métricas (mtm) de CO2 menos que durante el mismo período del año pasado, el equivalente a todo el dióxido de carbono que una ciudad como Nueva York emite durante un año.

el impacto del coronavirus en la naturaleza, al parecer, por factores como la cancelación de los vuelos comerciales entre países de la Unión Europea y Estados Unidos. El 5% de la contaminación del mundo pertenece a los vuelos de aviones. El grupo de aerolíneas Lufthansa informó, por ejemplo, sobre la cancelación 7.100 vuelos hasta finales de marzo debido a la caída de la demanda por la propagación de la pandemia.