Durante el último año, aún marcado por la pandemia, los ejecutivos del Ibex 35 se subieron el sueldo en un 22,9% de media, mientras que el trabajador medio registró un alza del 3,9%.

Demuestran así El Confidencial que «en 2021, los consejeros delegados y presidentes cobraron desde tres hasta 560 veces más que su empleado medio».

Tras el cierre de las cuentas del año elDiario.es apostilla que la retribución recibida por estos durante el pasado ejercicio alcanza los 53 millones de euros.

«La cifra —53 millones de euros— supone duplicar los ingresos de los banqueros españoles respecto al año anterior, en el que se sumaron menos de 30 millones de euros».

El mayor salario es el de Ana Botín, presidenta ejecutiva de Banco Santander. La directiva cobró 11,4 millones de euros durante el pasado año, frente a los 6,8 millones de 2020 y los 9,9 millones de 2019.

Las grandes empresas españolas cotizadas dejaron atrás en 2021 las pérdidas causadas por el coronavirus y no sólo superaron los niveles previos a la pandemia sino que obtuvieron un beneficio neto conjunto récord de 58.543 millones de euros.

Sólo en el último trimestre del año, las 35 empresas que integran el índice bursátil de referencia español ganaron 14.414 millones, por delante del primer y el tercer trimestre, y solo por detrás del segundo, donde se alcanzaron los 16.900 millones.

El volumen de negocio de las integrantes del Íbex 35 también aumentó en comparación con 2020 hasta los 452.216 millones, aunque se mantiene por debajo de los ingresos de 480.000 millones acumulados antes de la pandemia.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) acumulado, siempre según los datos recopilados por Efe, creció un 3,8 % interanual hasta alcanzar los 28.775 millones.

DEJA UNA RESPUESTA