El departamento gubernativo recibió a finales de enero un escrito sobre dicha marcha, convocada por la Asamblea Nacional Catalana, que discurrirá el 16 de marzo entre las 17 y las 21 horas desde la plaza de Atocha por el paseo del Prado de Madrid para acabar en la plaza de Cibeles, donde previsiblemente darán los discursos finales.

El objeto de la protesta es la «denuncia del juicio a los presos políticos catalanes», señalan en la comunicación. Para llegar a los 50.000 asistentes, los promotores intentarán llenar decenas de autobuses procedentes de Cataluña con destino a Madrid. La Delegación del Gobierno articulará el correspondiente operativo de seguridad proporcional al número final de manifestantes.

Entre las entidades y partidos que apoyan esta marcha en Madrid están, además de la promotoras ANC, Òmnium Cultural, la Asociación Catalana por los Derechos Civiles (Acdc), ERC, JxCat, la CUP, la Crida, el PDeCAT, Demòcrates y representantes de los Comunes, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA