Los jóvenes que tienen estudios bajos perciben hoy lo mismo que se ganaba a su edad a finales de los noventa. Además, por primera vez todos, incluidos también los de estudios altos, obtienen rentas salariales anuales menores que las de los jóvenes de hace una década.

El elevado paro y las menores horas trabajadas explican parte de esta situación, según un estudio que está preparando con datos de los últimos 30 años, y que presentó en un reciente discurso en Cunef el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. La institución advierte además del riesgo de que esta situación persista si no se toman medidas para ayudar a los jóvenes, perjudicados por el funcionamiento del mercado laboral y el encarecimiento de la vivienda.

Cada nueva generación fue siempre superando los ingresos laborales de las previa. Sin embargo, esta trayectoria se truncó con la crisis. Entonces, todos los grupos vieron cómo se redujeron sus retribuciones anuales. Pero los de menor edad han sufrido especialmente, entre ellos, “el colectivo de los jóvenes menos formados fue el que sufrió una mayor caída en sus ingresos anuales totales”, explicó Hernández de Cos.

Según los datos aportados, los nacidos en 1987 con pocos estudios tienen, en promedio, un 20% menos de ingresos laborales que quienes tenían 30 años en la anterior década. Lo mismo les ha sucedido a los poco formados que ahora ya no son tan jóvenes. Los que tienen 40 años y nacieron en 1977 gana ahora menos que los que habían nacido 10 años antes cuando estaban en los 40. En su caso se ve cómo ha les ha perjudicado la crisis, pues en la década anterior ingresaban más que la generación precedente de 1967.

El español medio es en torno a un 13% menos rico de lo que hubiese sido de no haber padecido la crisis y de haberse mantenido las tasas de crecimiento del periodo 1995-2006. En los jóvenes sin formación se desciende a cotas de finales de los noventa. Ahora a los 30 ganan menos de lo que se ganaba 10 años antes y prácticamente lo mismo que 20 años antes. Han perdido dos décadas.

En los sueldos de trabajadores formados también se detecta un retroceso similar: un individuo de 40 años con estudios altos consigue ahora unos ingresos salariales en torno a un 20% menores que lo que ganaba hace una década alguien de la misma edad.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario