Los servicios jurídicos del Senado han dictaminado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está obligado a comparecer ante esta Cámara cuando así se lo pida, como sostuvo el PP al exigir que informara al pleno de su cumbre bilateral de diciembre con el presidente catalán, Quim Torra.

Se trata de un informe “contundente”, según el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, quien ha explicado tras la reunión de la Mesa de la Cámara Alta que los letrados concluyen que se trata de un “deber constitucional” del Gobierno someterse al control parlamentario.

“El Senado, en el ejercicio de su función de control de la acción del Gobierno, tiene la potestad de reclamar la presencia de los miembros del mismo ante el pleno de la Cámara con fundamento en el artículo 110.1 de la Constitución”, apunta el dictamen.

Concluyen los servicios jurídicos que “consecuentemente, una vez reclamada dicha presencia, sobre el Gobierno pesa un deber constitucional de comparecer ante el Senado”.

El documento da respuesta a una petición cursada por el grupo popular tras la ausencia del jefe del Ejecutivo en el pleno que se celebró en el Senado el pasado día 24 de enero, convocado para que el propio Sánchez informara sobre su cumbre bilateral con Quim Torra pese a que ese día estaba en Davos (Suiza).

Deja un comentario