Neonazis alemanes de «Generación Identitaria», un movimiento de nacionalismo blanco originario de Francia y presente principalmente en Europa y Norte América, llegaron a Lesbos, Grecia, con una misión clara.

Llevaban días presumiendo en redes sociales que habían llegado a Grecia a «cazar refugiados», tal y como denunciaba el periodista Hibai Arbide Aza. Sin embargo, les salió el tiro por la culata y estos neonazis, incluido su líder Mario Muller, recibieron una paliza por parte de antifascistas en Mytilini.

Según Arbide Aza, los nazis a los que pegaron en Lesbos eran el austriaco Martin Sellner, líder de Generación Identitaria. Sellner fue fotografiado en el viaje en avión de vuelta a Alemania en un retrato de la vergüenza.

Imagen