Los socialistas moldavos, ganadores de las recientes elecciones parlamentarias, abren hoy consultas con el bloque liberal ACUM (Ahora) para formar un Gobierno de coalición que desbanque del poder a los europeístas.

El Partido de los Socialistas de Moldavia (PSM) emitió hoy un comunicado en el que puso como principal condición para la firma de un acuerdo con ACUM la defensa de la neutralidad del país.

Y es que los socialistas, liderados por el actual presidente, el prorruso Ígor Dodon, siempre se han opuesto rotundamente al ingreso del país en la OTAN y abogan por que el país se mantenga al margen de bloques militares, incluidos los encabezados por Rusia.

Además, también pone como condición «una política exterior equilibrada» que promueva «el reforzamiento de la asociación estratégica con Rusia y la cooperación mutuamente beneficiosa con la Unión Europea y Estados Unidos».

La nota subraya que los socialistas no quieren «provocar» la convocatoria de unas elecciones legislativas anticipadas, en lo que, según el PSM, sí están interesadas otras fuerzas políticas.

El ACUM defiende posturas radicalmente opuestas a los socialistas, pero tampoco tiene mucho en común con el gobernante Partido Democrático de Moldavia (PDM), al que acusa de corrupción.

De hecho, la copresidenta de ACUM, Maia Sandu, denunció que los comicios habían sido «los más antidemocráticos de la historia de Moldavia», responsabilizando de ello a la formación en el poder.

Por su parte, el líder del PDM, el multimillonario Vlad Plahotniuc, declaró que está dispuesto a comenzar negociaciones con los partidos que estarán representados en el Parlamento, así como con los diputados independientes, haciendo caso omiso a las «discrepancias doctrinarias».

La pasada semana el presidente moldavo consideró «improbable» un acuerdo de Gobierno y preferible unos comicios anticipados que un Ejecutivo como el actual, liderado por el PDM y que cuenta con el apoyo de candidatos independientes.

El Tribunal Constitucional confirmó el sábado los resultados de las elecciones del pasado 24 de febrero en las que los socialistas obtuvieron 35 de los 101 escaños del Parlamento.

El PDMa logró 30 escaños, mientras el ACUM sumó 26, y el cuarto partido en discordia, el populista SOR, tuvo que conformarse con siete asientos en el arco parlamentario.

DEJA UNA RESPUESTA