Los socios de la ultraderechista Liga para las elecciones europeas de mayo han marcado una nueva división en el Gobierno italiano, pues el otro socio de la coalición, el Movimiento 5 Estrellas, rechaza muchas de sus posturas ideológicas.

El vicepresidente y líder del 5 Estrellas, Luigi Di Maio, ha venido expresando su preocupación por lo que considera una «deriva ultraderechista a nivel europeo» debido al empuje de los partidos asociados a la otra parte del Gobierno italiano, la Liga.

Son fuerzas políticas a las que Di Maio ha criticado por «negar el Holocausto», en alusión a los diputados de Alternativa para Alemania (AfD) en el estado de Baviera, que en enero abandonaron sus escaños en protesta contra un homenaje a las víctimas de aquella matanza nazi.

Precisamente el próximo lunes el líder de la Liga, vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, lanzará la campaña para las europeas en un acto en el que se espera a representantes de AfD y de otros partidos de la ultraderecha nacionalista europea.

Di Maio volvió a abordar el tema hoy y, aunque aseguro que trabaja «muy bien» con Salvini en el Gobierno, reconoció «problemas» cuando se trata de temas ideológicos, pues los de su socio, señaló, «a veces son de ultraderecha».

«En estos meses tendréis un Gobierno unido pero en la campaña a las europeas, cuando digo que es preocupante que la Liga se alíe con quienes dejan un Parlamento cuando se conmemora el Holocausto, creo que digo algo justo», declaró a los medios en Ivrea (norte).

Y añadió: «Tenemos bien claro que este Gobierno debe proseguir, debe gobernar durante otros cuatro años para resolver los problemas del país».

La postura de Di Maio ha sido interpretada como un modo de distanciar a su movimiento populista de los planteamientos de la Liga, pues desde que llegaron al Gobierno el pasado 1 de junio, el primero cae y la segunda sube como la espuma en las encuestas.

Y ha tenido la respuesta del propio aludido, Salvini, quien desde Génova (noroeste) ha criticado a quienes «buscan a fascistas, comunistas, nazis y marcianos venusianos».

Además, el líder de la Liga ha vuelto a asegurar que las elecciones europeas «no pondrán a prueba» al Gobierno, respondiendo a las sospechas de que su auge podría provocar una crisis gubernamental, sino que supondrán «el cambio para Europa».

La presencia del ministro Salvini en Génova provocó de hecho una protesta de grupos antifascistas, que le recibieron con una marcha en la que se lanzaron bombas de humo y petardos, según recogen los medios locales.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso directo? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA