Los altos ejecutivos de las grandes empresas estadounidenses cobran 278 veces más que sus trabajadores, y la brecha continúa creciendo, ya que los salarios de los trabajadores comunes se han estancado.

En 2018, la media del salario anual de los directores ejecutivos de las 350 empresas más grandes de Estados Unidos fue de 17,2 millones de dólares, incluyendo las opciones sobre acciones, que normalmente representan dos tercios de sus pagos, según un estudio del Instituto de Políticas Económicas.

El salario de un trabajador típico aumentó menos del 12% durante el mismo período. Los directores ejecutivos de las 350 compañías más grandes de Estados Unidos tienen salarios que son 278 veces más altos que los del trabajador promedio. La brecha entre ellos y los trabajadores pasó de una relación de 20 a 1 en 1965 a una de 58 a 1 en 1989

«Este aumento en la compensación de los directivos, y de los ejecutivos en general, impulsó el crecimiento del 1,0% y el 0,1% de los ingresos más altos. Así, dejó menos frutos del crecimiento económico para los trabajadores ordinarios y amplió un 90% la diferencia entre los que ganan más y los que ganan menos«, dijo el estudio.

«La economía no sufriría ningún daño si los directores ejecutivos ganaran menos (o pagaran más impuestos)«.

Además, el estudio dijo que la inflación salarial «no refleja un aumento de las habilidades, sino más bien el uso que hacen los directores ejecutivos de su poder para fijar su propio salario. Y este creciente poder en la cima ha impulsado el crecimiento de la desigualdad en nuestro país«.



Deja un comentario