Iria Bouzas


Más de medio centenar de trabajadores de Poligal se han manifestado hoy en Barcelona después de un viaje en autobús de más de 1.000 kilómetros. Los operarios llegaron a primera hora de la mañana a la capital de Cataluña para corear ante la sede del Grupo Peralada, propietario de la empresa, su ya lema “Poligal non se pecha” y trasladarles a los propietarios de Poligal que sus 108 trabajadores no darán la batalla por perdida.

Jose Manuel Varela Martínez, secretario del comité de empresa, comenta a este medio que se encuentran en Barcelona porque la empresa «un buen día nos comunicó por vídeo-conferencia que iba a cerrar la empresa, que nos planteaba un concurso de acreedores y que iba a echar a 108 familias a la calle y que cesaría su actividad en Poligal-Narón».

«Poligal tiene otros grupos, Poligal Portugal y Poligal Polonia, hace unos años invirtió en ellos. En 2012, la empresa se comprometió a invertir en Poligal Narón 5 millones de euros, prometió un plan de viabilidad que nunca presentó. Ahora dicen que la fábrica está obsoleta y que no tiene capacidad para luchar contra otras fábricas, pero son ellos los que han dejado morir la fábrica con una deslocalización», indica el secretario.

Varela Martínez nos confirma que tenían carga de trabajo: «Nosotros teníamos carga de trabajo con fecha hasta cuatro meses, hasta el 30 de abril y el concurso de acreedores lo presentó el 22 de febrero».

Esta es la primera de las tres concentraciones previstas, ya que los operarios estarán con su protesta en plena plaza de Cataluña, de 12,00 a 14,00 horas, dejando para la tarde, de 17,00 a 20,00 horas, la concentración ante el Casino de Barcelona, que también forma parte del grupo catalán.

 

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario