Al interior del ex fundo Pidenco, entre Lumaco y Capitán Pastene, llegó la caravana con el cuerpo mortal del weychafe Pablo Marchant Gutiérrez. Según la información entregada por la vocería de la Coordinadora Arauco Malleco, CAM, este martes 13 de julio sería el Eluwun del peñi caído durante una acción de sabotaje contra maquinaria de Forestal Mininco, en la que fue ultimado por carabineros en la comuna de Carahue.

Este viernes 9 de julio, la policía militar de Carabineros disparó sobre un grupo de weychafe (guerreros) que saboteaban maquinaria forestal extractivista en un fundo explotado por la empresa Mininco. Allí los uniformados asesinaron al joven Pablo Marchant, militante de la Coordinadora Arauco Malleco, CAM, agrupación de la resistencia mapuche cuyo objetivo estratégico es colaborar con la liberación nacional del pueblo mapuche, su independencia y territorio.

Militarizada la zona desde hace mucho tiempo por el Estado chileno contra el pueblo nación mapuche en lucha por su territorio y autonomía, inmediatamente luego del crimen, un fortísimo contingente de Fuerzas Especiales llegó al lugar, además del traslado del fiscal regional del Ministerio Público y agentes de la Policía de Investigaciones.

En la zona de los hechos había más efectivos policiales que lo habitual, luego que durante la jornada del 8 de julio, el Alcalde de la Municipalidad de Carahue, el pinochetista Alejandro Sáez Véliz, se reunió con el representante de la delegación presidencial del régimen de Sebastián Piñera para la macro zona sur y carabineros, solicitando protección para una empresa constructora que opera en el lugar.

En un principio, la Fiscalía, por información de Carabineros y su unidad especial denominada «Comando Jungla», por su entrenamiento contrainsurgente realizado en Colombia, señaló extrañamente que el comunero asesinado era Ernesto Llaitul, hijo del vocero de la CAM, Héctor Llaitul.

De acuerdo al medio digital Interferencia.cl, que logró contactarse durante las primeras horas del 10 de julio con Héctor Llaitul, el vocero explicó que, “Personalmente y la pareja del Nano (Ernesto Llaitul), fuimos al Servicio Médico Legal suponiendo que era mi hijo, pero no era. Lo que pasa es que los cuerpos eran parecidos con el fallecido que es Pablo Marchant, un weichafe de la CAM y como le llegaron balazos en el rostro se le había deformado un poco, quizás eso confundió a Carabineros o al fiscal, no tengo idea o habría alguna intencionalidad al decir que era mi hijo, pero no es él, estaba metido en un lugar de difícil acceso, en una faena forestal, no entendemos la razón de tal maldita confusión”.

Llaitul agregó que fueron los uniformados los responsables de este error: “No sé por qué Carabineros dio por hecho que era mi hijo y como empezó a circular esa información, nosotros también lo suponíamos, pero cuando vimos el cuerpo vi que no era mi hijo, no era Ernesto. Hay un morbo terrible sobre que abatieron a mi hijo”.

El vocero de la CAM dio cuenta de quién era el joven Pablo Marchant: “Pablo vivía en mi casa, es un militante nuestro, murió combatiendo, por lo que lo vamos a reivindicar. Una ORT de la CAM que se llama Lafkenche-Leftraru, en una acción de sabotaje a la forestal Mininco a una faena custodiada por Carabineros, desarrolló una acción de sabotaje, en ese contexto Carabineros se enfrenta a los weichafe y resultan heridos dos weichafe, uno abatido en el lugar y otro que está arrancando por los cerros herido, esa es la situación. Se hizo suponer que era mi hijo, pedimos todas las gestiones posibles poder visitar el cuerpo para identificarlo. Fuimos y tenía deformado el rostro por los tiros o tal vez le dispararon después, no lo sabemos. Estamos consternados por la caída de un weichafe destacado la CAM, Pablo Marchant”.

El nuevo crimen de la policía militar que opera como guardia pretoriana de los intereses terratenientes y de las industrias forestal e hidroeléctrica en La Araucanía, ha provocado una enorme consternación en el mundo de los DDHH mapuche y chileno. Igualmente, se han solidarizado otras organizaciones de la resistencia mapuche, desde las que luchan exclusivamente en el ámbito institucional, los prisioneros políticos mapuche, como aquellas político milicianas, y que comparten la estrategia de la CAM.

1 Comentario

  1. «Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las fragantes flores son nuestras hermanas; el venado, el caballo, el águila majestuosa son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia.»
    La lucha contra la codicia de quienes lo quieren convertir todo en piedras amarillas (oro )continúa.
    La muerte de Pablo NO SERÁ EN VANO.
    TU ESPÍRITU ES INMORTAL.
    La codicia ciega la mente y mata el espíritu.
    Seguimos unidos en la naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA