11Shares

Redacción Internacional

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, ha escrito una carta a sus simpatizantes en la que indica que está “tranquilo”, aunque “indignado”, porque considera que la condena a doce años de cárcel por corrupción que pesa en su contra es injusta.

Lula ha enviado desde prisión una carta que ha leído, Gleisi Hoffman, senadora del Partido de los Trabajadores, al centenar de personas que el lunes ocupó el tríplex de lujo de Sao Paulo que, según la sentencia, ex mandatario aceptó de la constructora brasileña OAS.

“He oído las voces cantando. Estoy muy agradecido por la resistencia, por este acto de solidaridad”, ha dicho. Lula ha confiado en que “no está lejos el día en que la Justicia valdrá la pena. La hora en que quien cometa un crimen será castigado y quien no lo haga sea absuelto”, ha escrito.

El ex presidente ha avanzado que seguirá “desafiando” a los investigadores de la ‘Operación Lava Jato’, entre ellos el juez federal Sergio Moro, “a que prueben el crimen” que le imputan. “Sigo confiando en la Justicia, por eso estoy tranquilo, aunque indignado, como todo inocente se indigna con la injusticia”, ha sentenciado.

11Shares

Deja un comentario