«Julian Assange debe ser tratado como un héroe por haber denunciado al mundo los fraudes del Departamento de Estado estadounidense», afirmó este viernes el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva durante una entrevista sobre el caso brindada a programa a un programa de Reino Unido.

Lula defendió la inocencia del periodista australiano fundador del sitio WikiLeaks, quien permanece encerrado en una cárcel de máxima seguridad en Londres a la espera de saber si será deportado a EE.UU. a enfrentarse a penas que pueden suponer 170 años de cárcel.

«Todos los países democráticos deberían gritar por su libertad», afirmó el líder del Partido de los Trabajadores (PT), quien también animó a «todos los que creen en los derechos humanos» a no permitir que Assange sea extraditado a Estados Unidos, donde desean juzgarlo por 17 cargos de espionaje.

También, la expresidenta brasileña y militante del PT, Dilma Rousseff, defendió la inocencia de Assange. A través de una carta publicada este viernes en su página web manifestó que «está siendo perseguido y aplastado por una máquina de mentiras manipulada por la ley, y está a punto de ser condenado en nombre de la barbarie», señaló.

Rousseff aseveró que, de ser extraditado a EE.UU., el creador de WikiLeaks «estará en la práctica arriesgando su vida», y calificó una posible condena en suelo estadounidense como «un ataque a la libertad de expresión».