Este mismo domingo Luiz Inácio Lula da Silva fue embestido como presidente de Brasil, para comenzar su tercer mandato, convirtiéndose en el primer mandatario brasileño en ganar tres comicios. Esta vez tras vencer al ultraderechista Jair Bolsonaro, quien aún no ha reconocido su derrota en las elecciones de octubre.

Durante su discurso ante el Parlamento, Lula prometió defender y cumplir la Constitución, observar las leyes y promover el bien general del pueblo brasileño.

A pesar de las celebraciones populares por el regreso de Lula al poder, Brasil enfrenta una nueva etapa marcada por previsiones económicas poco favorables, con un crecimiento del PIB del alrededor del 1%, según el Fondo Monetario Internacional.

El mandatario izquierdista deberá hacer frente también a los recortes sociales promulgados por durante al mandato de Jair Bolsonaro.

Durante la ceremonia de inauguración, se guardó un minuto de silencio en honor del exfutbolista Pelé y del papa emérito Benedicto XVI, fallecidos recientemente. Asistieron delegaciones de cerca de 50 países y todo el cuerpo diplomático acreditado en Brasil, incluyendo al rey de España, Felipe IV, y los presidentes de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Paraguay, Uruguay, Portugal y Alemania.

En su discurso, Lula celebró la “victoria de la democracia” y agradeció a la sociedad brasileña por su conciencia política. También prometió poner fin al autoritarismo y trabajar por la justicia social y la igualdad de oportunidades para todos los brasileños.

También garantizó que su Gobierno fortalecerá la cooperación con el foro BRICS, aunque sin descuidar sus relaciones con Estados Unidos o la Unión Europea (UE).

1 Comentario

  1. Desde México deseo todo el éxito posible al pueblo de la República Federativa de Brasil y al gobierno del estimado compañero Presidente Inacio Lula Da Silva. Es una tarea difícil e interesante. Para el Movimiento Bolivariano en Nuestra América es un avance en las corrientes progresistas el inicio de una gestión humanista en la patria de Leonardo Boff, Teólogo de la Liberación y promotor internacional de la Vida con Dignidad para Todos los Pueblos de la región y del Mundo. La asistencia de presidentes de Colombia, Venezuela, Bolivia, Argentina y de voceros de países de la región envía un mensaje de integración. Ojalá se pueda revivir el Unasur, porque como dijo el escritor uruguayo Mario Benedetti: «El Sur también Existe». Abrazo grande hasta España. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, Lector Incómodo

DEJA UNA RESPUESTA