Luz Belinda Rodríguez, diputada almeriense no adscrita en el Parlamento de Andalucía tras abandonar Vox, se ha unido al proyecto de la Falange Española de las JONS, el partido fascista fundado por José Antonio Primo de Rivera. Lo hace tras confirmar a eldiario.es que sus propuestas e iniciativas coinciden con el partido de extrema derecha.

Rodríguez se desvinculó de la formación de Santiago Abascal hace un par de meses denunciando una situación de «acoso laboral» y «misoginia» en el grupo parlamentario y se mantuvo en la Cámara andaluza como no adscrita. La dirección andaluza, en connivencia con la nacional, reaccionó anunciando su expulsión del partido de extrema derecha.

Alejandro Hernández, portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, respondió a la denuncia de su compañera con estas palabras: «Cualitativamente no aportaba un trabajo importante, y tampoco era una persona que destacara por su entrega, por su trabajo y por su dedicación al grupo parlamentario. Si a eso le añadimos que su calidad humana dejaba mucho que desear, no lo contemplamos como una pérdida importante».

La diputada almeriense ha seguido trabajando en el Parlamento andaluz de forma autónoma, desligada de sus antiguos compañeros, y desplazada a la comisión de financiación de los partidos políticos

Vox tenía 12 diputados en la Cámara andaluza hasta la salida de Rodríguez. En el último mes, la formación de extrema derecha en Andalucía ha sufrido varias crisis internas, la más aguda fue la dimisión de la presidenta de Vox en Sevilla y número dos de la candidatura en las autonómicas, María Jesús Piñero.