Cuba ha impulsado en los últimos años los derechos de la comunidad LGBT, como se le conoce al grupo de personas que declaran ser lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Ahora, el proyecto de su nueva Constitución de Cuba dará luz verde al debate sobre la inclusión del matrimonio entre dos personas, sin especificar su sexo, según ha anunciado este sábado el secretario del Consejo de Estado cubano, Homero Acosta.

“Creo que tenemos el deber de situar otra visión del matrimonio mucho más inclusiva que garantice derechos que hasta el momento no hemos estado garantizando”, ha explicado a la televisión Mariela Castro, hija del expresidente Raúl Castro e impulsora de los derechos de la comunidad LGBT en la isla.

La Constitución actual, una herencia de la era soviética de 1976 aunque con modificaciones posteriores, define el matrimonio como la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer “a fin de hacer una vida en común”.

Homero Acosta, uno de los artífices en la preparación del texto, ha aclarado que “los principios de igualdad, de justicia y de humanismo que tiene nuestro proyecto se refuerzan con esa posibilidad del matrimonio entre dos personas”. “Hay alrededor de 24 países que tienen incorporados este concepto y nosotros no podíamos dar la espalda a este asunto cuando estamos conformando la Constitución”, ha subrayado.

De momento, en América Latina se ha permitido casarse a parejas del mismo sexo en Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y algunas partes de México en los últimos años.

 

Deja un comentario