Semanas después de que comenzara el rifirrafe entre Vox y su exdiputada Macarena Olona, lejos de apaciguarse, el conflicto no deja de escalar, mientras el partido continúa descendiendo en las encuestas y sondeos.

Este mismo martes, en concreto la exdiputada se dispuso cargada de titulares. Por la mañana intervenía en una entrevista en Telecinco, donde llegó a admitir que Vox corre el riesgo de que sea ilegalizado debido a su «falta de democracia interna y faltas de respeto».

«Ahora hay un nuevo riesgo de ser ilegalizado desde el momento en el que con ocasión de mi salida empiezan a aflorar voces que han estado vinculadas al partido y que denuncian falta de democracia interna y faltas de respeto e identifican esas razones como motivos por los que se marcharon de Vox», ha expuesto.

«Cuando se está denunciando que Vox tiene falta de democracia interna, lo que se está diciendo es que su funcionamiento es contrario al artículo 6 de la Constitución», ha apostillado.

Aún así, aseguraba que aunque «podría producir auténtico daño a un proyecto al que yo no quiero hacer daño porque sigo considerando que Vox levanta banderas necesarias para España».

Por su parte, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha respondido recordando la relevancia de «ser agradecido» con quien «te ha acogido» porque «la vida es muy larga» y «te vas encontrando con la gente».

«Creo que eso es una buena indicación para la vida porque la vida es muy larga, pasan los años, te vas encontrando con la gente y es mejor irse agradecido», advertía Espinosa de los Monteros en rueda de prensa.

Más tarde Olona advertía que existe contra ella una campaña de acoso y difamación, por lo que espetaba un sonoro ultimátum: «O paráis o entro con la identidad y las fuentes de financiación».

Macarena Olona amenaza con revelar datos comprometidos que afectarían a las arcas de Vox

Ha pedido al partido que dejen de amenazarla

DEJA UNA RESPUESTA