Paz Francés Lecumberri

Con la sentencia de “la manada” se ha evidenciado una distancia muy importante entre la percepción social de todo el proceso penal y la resolución final de este asunto, y la respuesta que, además de la que ha dado el propio tribunal con la sentencia, se ha ofrecido por parte de algunos ámbitos jurídicos y políticos. Precisamente ha sido desde esa percepción social donde se han dado nombre y voz a distintas realidades que están en la base de todas las reivindicaciones. Y me refiero a las movilizaciones de la ciudadanía expresadas en las plazas y calles y a aquellas que se han dado en foros públicos y redes sociales por personas particulares o colectivos, no a las interpretaciones de esas expresiones que se han construido desde los medios de comunicación masivos y sus voceros, y que considero han sido sustancialmente distintas.

La primera de las realidades que se ha querido visibilizar con estas movilizaciones ha sido la de que el acceso sexual al cuerpo de la mujer sin su consentimiento es un instrumento de dominación del hombre sobre la mujer y así se ha ejercido a la largo de la historia. Es por ello que los delitos contra la integridad sexual se han reivindicado eminentemente como violencia de género, si bien no excluye que existan hombres y niños en relaciones de opresión en todo sistema patriarcal y que también puedan ser víctimas de estos delitos.

La segunda realidad a la que se ha dado nombre desde la calle es que a la hora de determinar qué puede afectar a la integridad sexual o no, qué es abuso o agresión, cómo practicar la prueba en este tipo de delitos etc., es fundamental la mirada desde el género. Básicamente, se ha puesto encima de la mesa que el Derecho tiene género y que el Derecho ha servido y sirve para mantener y reproducir los roles de género y los privilegios de los hombres.

Desde luego, esta reacción no ha sido casual y se enmarca en un momento que se nutre de dos fenómenos que se vienen construyendo desde lejos y sin los cuales no se entenderían las movilizaciones. El primero, el de un más que consolidado movimiento feminista como formidablemente se pudo apreciar este año en el 8M. El segundo, viene del hartazgo generalizado por la politización del sistema judicial, una progresiva represión de las libertades de la ciudadanía y la impresión de que la justicia no es igual para todas las personas.

Paz Francés Lecumberri

Sin embargo, frente a estas movilizaciones y en defensa de la sentencia, muchos juristas y políticos, los mismos que ayer clamaban por la prisión permanente revisable o que jamás se han pronunciado sobre ningún tema comprometido acontecido en los últimos años (y la lista es larga), han apelado a un Derecho penal garantista y a la presunción de inocencia. Desde mi punto de vista, el recurso a estos conceptos, en boca de todos estos sectores, no supone más que la instrumentalización de estos términos para consolidar las miradas carentes de género en la justicia tradicional.

 

Pero además, se equivocan. Los reclamos no van y no han ido de renunciar a un sistema penal garantista. Lo que han tratado de hacer las manifestaciones es poner género a la justicia. Precisamente por ello esta discusión trae la cuestión más profunda de qué modelo de justicia penal se quiere defender y progresivamente construir desde los feminismos y que también pasa por cuestionar ese pretendido modelo garantista que no es tal.

Uno de los retos de los feminismos se encuentra en cómo poner en el centro las cuestiones de género y otras opresiones que se han de reflejar en las normas para que no se perpetúen las desigualdades, para que las personas (y en especial las mujeres) estemos realmente protegidas, sin recurrir al refuerzo del sistema punitivo actual que innegablemente, como advierte Angela Davis, no es más que la consolidación del patriarcado mismo. Para esto, la propuesta garantista es solamente la base.

Para ello, si bien las movilizaciones han sido extraordinarias, pienso que también, sosegadamente, tenemos que plantear miradas profundas a la justicia que excedan de los debates a los que se ha reducido lo sucedido en este caso: la falta o no de consentimiento de la víctima, si lo que sufrió se trata de un abuso o una agresión sexual, de si es necesario reformar estos delitos o el respecto a la presunción de inocencia.

Algunas de ellas son:

  • Que no existen mecanismos dentro del proceso penal donde las personas, lejos de las lógicas de acusación y defensa, puedan encontrar un espacio para la parte humana y en su caso para la reparación.

  • La necesidad de cuestionar el propio acto de juzgar para ser progresivamente sustituido por otro tipo de fórmulas de resolución de los conflictos, alejadas de la lógica del castigo con las que se refuerza la propia esencia de la dominación.

  • El cuidado a la víctima, que en los procesos penales por la finalidad de acreditar los hechos para la imposición de un castigo al culpable, es muy difícil y en procesos tan mediáticos como estos se le pone en la plaza pública.

  • Que la pena así impuesta es dudoso que solucione ni el conflicto, ni prevenga la comisión de futuros delitos por parte de esas mismas personas, ni por otras, ni atienda a la pacificación social.

  • La necesidad de rechazar frontalmente la pena de prisión.

En la violencia de género y sexual estamos ante algo muy profundo e históricamente muy enraizado, algo que no podremos erradicar con un simple reajuste de algunos roles en lo sexual o social. Esto mismo sucede con la justicia penal que tenemos: parece un rasgo de vida y única forma de abordar el delito. Desde luego, mientras esté presente la noción colectiva de que el cuerpo de la mujer está disponible, es un objeto o se puede mercantilizar (en todas las dimensiones pensables) la dominación y por tanto la afectación a la integridad sexual estará presente en nuestra sociedad. Y a su vez, solo desenmascarando el sistema de dominación en el que vivimos y nos relacionamos, del que forma parte el sistema de justicia penal que tenemos, tendremos la honestidad de ofrecer respuestas que no pasen por estructuras y formas patriarcales como son el proceso penal actual y la prisión, que sean más justas para todos y todas, más útiles socialmente y más ajustadas a los Derechos humanos. Y esto sí es una verdadera propuesta garantista.

8 Comentarios

  1. En España la justicia se ha convertido en una inquisición de género.Es de poca vergüenza pedir más “perspectiva de género” a los jueces después de haber creado leyes terribles contra personas por su género, piden ahora paridad para crear más leyes contra el hombre tras la sentencia de la manada, después de haber creado las leyes de género,leyes hechas íntegramente por mujeres y contra el hombre. Vergüenza infinita de aquellos qué exterminarían a todos los perros del mundo por si alguna vez salieran a la calle y alguno pudiera morderle. Así es la filosofía de la ideología de género y el feminismo radical. Solo existen ellos,lo demás y los demás no importan,no existen.El culpable de un delito quien lo comete pero jamás toda su raza, su género o todos los que tengan su mismo color de piel Las víctimas importan muchísimo y merecen todo nuestro respeto y apoyo.Pero también importan las otras víctimas,las miles de víctimas,millones de víctimas de la injusticia de la Ley de Género y el pacto de Estado contra el hombre.Ya será considerada “de género” cualquier falta sobre una mujer sin relación,las denuncias crecerán por millones y los condenados inocentes también.El hombre es tratado como la peste, ni siquiera es tenido en cuenta como persona.El Partido Nazi Fomentó el odio contra un pueblo, aplicando el terrible y genocida derecho penal de autor que hacía culpables a toda su raza un género un colectivo,con tribunales de excepción para condenarles.La ideología de género fomenta el odio contra el varón,le “juzga” en tribunales “especializados”,sin presunción de inocencia si no declarado culpable por ley.Ante la sola palabra de la mujer es detenido, encarcelado, expulsado de su casa separado de sus hijos de sus bienes,antes incluso de ningún juicio.Los hombres darán positivo en centros de salud,la mujer tendrá derecho a la consideración del invento de género sin tan siquiera presentar denuncia lo cual implica que un hombre sin ser juzgado será considerado automáticamente y a la vez maltratador.La mujer no tendrá ni que declarar según los “expertos” para evitar “revictimización”.Se fomenta e hiperpremia la denuncia contra el hombre por el motivo más mínimo considerando que tras todas esas denuncias solo existe escoria,pero nunca personas que aunque sean de sexo varón también deberían tener la consideración de personas, que a la vez puedan ser inocentes o incluso ellos víctimas de maltrato el terrible maltrato psicológico.Se genera odio y psicosis a todas horas en todos los medios,el mayor insulto para aquellos a quienes se han vulnerado sus derechos humanos fundamentales que son los hombres y sus familias,simplemente por haber nacido de sexo varón. La Ley de Violencia de Género y el pacto de Estado contra el hombre es una ley tan injusta terrible y disparatada que incluso discrimina a los únicos inocentes que son los niños y que tendrán derecho no a la consideración de género dependiendo si el maltratador es un hombre o es una mujer. Realmente repugnante la hipocresía y el enorme interés de nuestros políticos, periodistas y todos los medios adoctrinados por una ideología de genero feminista radical, terrible y contraria a la vida y a los derechos humanos, que sustenta un inmenso negocio de género y miles y miles de recursos, y es por ello que mantienen una ley terrible y totalmente fracasada que incluso la propia ley genera el problema por su terrible injusticia. Pero hay tantísimo dinero e intereses detrás, que la injusticia sigue y se hace mayor, y nos insultan continuamente pidiendo más y más dinero, para la mayor injusticia contra la humanidad, el pacto de Estado contra el hombre, intentando hacernos creer que las feministas están desamparadas por todo y por todos. Mayor ejemplo de hipocresía maldad y sin razón es imposible. sin duda estas leyes de género y la locura de su ideología serán estudiadas como una de las mayores vergüenzas de la humanidad sobre la población perseguida simplemente por el género al que pertenecen, vulnerando todos y cada uno de sus derechos fundamentales, incluida la presunción de inocencia del hombre imprescindible para evitar injusticias persecuciones holocaustos sobre inocentes.Basta de hipocresía y negocio por encima de los derechos humanos.Reflexionar sobre una ley injusta es vital.Quienes prefieren mantener los ojos cerrados a la realidad,e insultan a los que serán millones de víctimas de sus leyes con la palabra igualdad,son cómplices del mayor atentado contra la igualdad, los derechos humanos y la vida a través de sus leyes, generando psicosis contra el hombre. Cuando se persiguió,criminalizó y legisló contra los negros por ser negros se llamó racismo.Cuándo se persiguió criminalizó y legisló contra judíos se llamó nazismo. Cuándo se persigue legisla y se genera psicosis contra el hombre,contra el género masculino pretenden llamarlo igualdad. Sin duda estas leyes serán estudiadas como una de las mayores vergüenzas de la humanidad, en pleno sigloXXI y y en un supuesto estado de derecho.

  2. Ser mujer no es ninguna minusvalía. Por lo tanto pediría a las feministas que por favor nos devuelvan la presunción de inocencia a los hombres, que todos seamos juzgados en los mismos tribunales, con los mismos derechos constitucionales y que la única “especialización” que tenga la justicia sea e la búsqueda de la verdad en cada caso, que cese la psicosis contra el varón, se contabilicen también los hombres asesinados por mujeres y los niños asesinados también por mujeres, que por el mismo delito todos tengamos la misma pena, indistintamente si quien lo comete es hombre mujer,musulmán, blanco negro, y que el culpable de un delito es quien lo comete pero jamás todo su género su sexo su raza a todos los que tengan su mismo color de piel. Y que la justicia vea cada caso individualmente, sin “perspectiva de género” contra el hombre ni contra la mujer que sabrá poner la agravante correspondiente si se hizo por machismo, hembrismo superior fuerza física etcétera

  3. En España no existe la violencia de género. No existe la violencia machista. No existe el terrorismo machista.No existe el heteropatriarcado,esa epidemia inventada como pecado original del hombre,no existe actualmente en España y no es causa del mal. Hace años que España era un país igualitario y en absoluto merece que se genere un problema que no existe actualmente para imponer una ideología.La violencia no tiene género, especialmente la violencia psicológica la ejercen muchísimas más mujeres sobre hombres,y aún más con la ayuda de las injustas leyes de genero.La violencia y la maldad humana no tiene género, y representa lo más inhumano, primitivo, aborrecible repugnante del ser y afecta indistintamente a hombres y a mujeres.Se deberían contabilizar los hombres muertos a manos de mujeres y las criaturas asesinadas por mujeres, aunque sólo fuera por tener todos los datos sobre la mesa para evitar conclusiones erróneas o interesadas. El sexo de las personas no condiciona su bondad o su maldad, y el responsable de un delito es quién lo cómete, pero nunca toda su raza su género, o todos los que tengan su mismo color de piel.Esto es locura, contraria a la razón y la igualdad.Todos queremos acabar con la violencia pero no se pueden cometer atropellos,vulneraciones tras supuestas buenas intenciones,mucho menos tras13 años con resultado contrario.Se impone una reflexión muy profunda, lo contrario a hacer un pacto de genero contra el hombre con más discriminación y los errores multiplicados. Una ley justa debe proteger, y no discriminar a mujeres hombres niñ@s ancian@s blanc@s y amarill@s,a todas las personas, indistintamente si los negros o los blancos son más violentos o cometen más delitos, ser juzgados todos en los mismos tribunales y con las mismas garantías y los mismos derechos ante la ley,que dispone de mecanismos, agravantes y eximentes si se actúa por racismo o superior fuerza física o por cualquier otra circunstancia aparte del delito cometido.Esto es igualdad de verdad, lo demás es mentira, hipocresía y sinrazón y lo más grave que se podrá cometer jamás contra la igualdad y los derechos humanos por parte de un estado.

  4. Pero cómo se puede estar hablando de perspectiva de género en la justicia!!, adoctrinar la justicia y convertirla en instrumento de una ideología. Los jueces tienen en sus manos vidas de personas. No hay nada más cruel e inhumano que condenar a inocentes o a la víctima solo porque pertenezcan a un genero!! Cambiar el estado de derecho por la Inquisición. No se puede discriminar por la raza el género el sexo el color de la piel a las personas, especializar tribunales ya especializados en violencia de género pero además con perspectiva de género,es más perverso que la Inquisición hizo sobre inocentes. La justicia única y exclusivamente debe estar especializada en la búsqueda de la verdad,indistintamente quién ha cometido el delito sea hombre mujer blanco negro género, intergenero.Jamás specializado en ideologías de género que discriminen por raza sexo color de la piel porque se cometerán injusticias atropellos,linchamientos sobre muchísimos miles de inocentes o en un genocidio si discriminas la presunción de inocencia y además creas tribunales especializados, es lo mismo que hicieron los nazis durante la persecución de los judíos que llegaron incluso a crear tribunales de excepción o especializados para juzgar solo a los judíos. las discriminaciones no son cosas de los hombres, solo lo podría hacer Dios, si existe, porque si las hace el hombre se convierte en persecuciones,linchamientos, injusticias terribles . La presunción de inocencia es el verdadero Dios para evitarlo. la justicia está para juzgar hechos concretos pero jamás debe estar infectada en la prevención ideologíca hasta el punto de vulnerar los derechos humanos más fundamentales porque se convierte en injusticia, en delincuencia,Inquisición,caos. es solo respetar la Constitución. Lo único sagrado dela Constitución son los derechos humanos fundamentales porque si los violamos es sinónimo del mayor genocidio. Los nazis crearon tribunales de excepción o especializados para condenar a los judíos y la ideología de género también lo ha hecho. Los nazis los nazis vulneraron los derechos humanos fundamentales y también fomentaron el odio contra un pueblo con resultado aterrador.

  5. Lejos de pedir una ley que no discrimine a nadie, que no vulnere los derechos fundamentales de nadie, que todas las personas indistintamente de su género su sexo su condición tengan derecho a la presunción de inocencia. Que todas las personas sean juzgadas en los mismos tribunales con los mismos derechos constitucionales, y con la única “especialización” de la búsqueda de la verdad en cada caso. Pues no,parece ser que la Constitución y en los derechos fundamentales inalienables de todas las personas que reconoce, estan simplemente de adorno para los varones heterosexuales, que somos tratados como la peste o las bacterias que causan una enfermedad que se les extermina y se solucionaría el problema.Asi nos trata la ley con el invento de violencia de genero,recrudecido en el pacto de estado contra el hombre heterosexual,en discriminación e injusticias,y aprobado por todos nuestros políticos y si alguno se abstuvo fue porque le parecía muy poco duró poco feminizado y con muy poco presupuesto.Supuestamente esto se podría denominar terrorismo de estado contra un genero y sus derechos humanos fundamentales,ejercido por todos estos políticos que se autoproclaman constitucionalistas, y no dejan de pedir más dinero para la mayor injusticia contra la humanidad,la igualdad,la razón y la vida, que a pesar de no solucionar el problema,sino que provoca el efecto contrario por su tremenda injusticia y discriminación, siguen queriendo estar ciegos y piden mas dinero y la puesta en marcha del pacto de estado contra el hombre.
    El convenio de Estambul como todas las leyes y acuerdos, no los ha hecho Dios,los ha hecho el hombre,y sobre todas leyes y acuerdos el último ciudadano debería tener derecho a expresar lo que le dicte su conciencia, aunque vaya contra la opinión general o de una parte empoderada con miles de recursos y el control de todos los medios e instituciones. Y este convenio y las leyes de la ideología de género,la Ley de Violencia de Género de Zapatero del año 2004 y el pacto de Estado contra la violencia del año 2017, es y suponen el mayor atentado contra los derechos humanos de hombres y también de mujeres, sin precedentes en la historia de la humanidad, acercando cada vez más el Estado de Derecho a la Inquisición más terrible, dónde una parte de la población predominante,carente de la menor lógica y enorme odio y psicosis contra el varón,ejerce los linchamientos más terribles sobre inocentes quedando reducida a la justicia a meros instrumentos de la ideología de género,que lincha antes de conocer los hecho, ajusticia y legisla en caliente,quizás ajusticiando alguna vez algún culpable,pero destrozando a muchísimos miles de la manera más cruel e inhumana.NO se puede discriminar en lo más mínimo por el género la raza el color de la piel de las personas.En España se está cometiendo un crimen contra los derechos humanos y aplicando el genocida derecho de autor de los nazis las leyes de Núremberg que llegaron a crear tribunales de excepción para “juzgar” solo a una raza,un genero un colectivo. Una ley justa debe proteger a todas las personas sin que se criminalice por el color de la piel o el sexo de las personas que la justicia ya dispone de agravantes o eximentes en cada caso si se actúa por machismo hembrismo superior fuerza física o cualquier otra circunstancia agravante. Convertir en culpable por ley a una raza o a un colectivo nada tiene que ver con la igualdad y sí mucho con genocidio y persecución y crímenes de Estado contra los derechos humanos.

  6. Lo que ocurre en España es el mayor atentado contra los derechos humanos, Rodríguez Zapatero violo la presunción de inocencia del hombre en la Ley de Violencia de Género del año 2004 convirtiendo a todos los hombres culpables por ley, creando tribunales de excepción para “juzgar” solamente a los hombres, con todo especializado contra el hombre. muy lejos de reflexionar tras este atentado contra la Constitución y sus derechos fundamentales en el año 2017 se ha creado el pacto de Estado contra el hombre con el apoyo y aplauso de todos los políticos, alienados por el feminismo radical y esclavos de eso tan enormemente peligroso que llaman “políticamente correcto”, políticos capaces de masacrar y vulnerar los derechos humanos de personas simplemente por el género al que pertenecen, por la inmensa subvención y recursos económicos del feminismo, intereses electorales, dinero de Europa, ya que España recibe por cada denuncia sea verdadera o sea falsa 3000 €, por ello se anima cuantas más denuncias mejor sin importar lo más mínimo que tras esa denuncia habrá una persona,siempre un hombre, que lo mismo es inocente o incluso el la propia víctima, pero los hombres en España no tienen derechos fundamentales son como las bacterias que causan una enfermedad para el feminismo radical, y que exterminandolas se solucionaría el problema, en el mayor ejercicio de locura cinismo y sin razón, animan a denunciar por lo más mínimo, si mira tu teléfono pregunta qué hora volverás etc, hombres a quienes ya han vulnerado de forma genérica su presunción de inocencia, son condenados en tribunales solo para hombres con todo especializado contra el hombre. En España se ha recuperado el terrible y genocida derecho de autor de los nazis, durante la persecución que sufrieron los judíos y qué hace culpable a todo el género a toda la raza o a todo un colectivo, fomentando el odio contra el hombre a todas horas en todos los medios con el poder de todo un estado influenciado por el feminismo y la ideología de género más perversa y criminal, convirtiendo el supuesto Estado de Derecho en una dictadura en la cual todo aquel que no está de acuerdo con su pensamiento único es tratado de machista criminal y cosas muchísimo peores.
    Gravísimo adoctrinar a los jueces en violencia de genero.Gravísimo pedir “perspectiva de genero”.Gravisimo tras haber creado la ley de violencia de genero,el pacto de estado contra el hombre,leyes terribles de mujeres contra el hombre.Gravísimo la persecución y la psicosis que han creado contra el varón,controlando los medios,la justicia,las instituciones,miles de recursos,y ahora nos insultan saliendo a la calle,intentando hacernos creer que están indefensas por todo y por todos y han masacrado la presunción de inocencia del hombre y lo condenan en tribunales especializados contra el hombre y aún tienen la poca vergüenza de pedir más “perpestiva de genero”,convirtiendo a la justicia en su instrumento del mal,que linchará o absolvera según el genero y lo que pida el feminismo radical y la ideología de genero,sin importar lo que dicen los hechos,las pruebas o los jueces,convertidos en instrumentos de la ideología más perversa y criminal contra los derechos humanos,la Constitución en sus derechos humanos,que deberían ser inviolables,contra la razón,la igualdad y la vida.

  7. Vergüenza,terror y repugnancia ver un ministro de Justicia corriendo a cambiar las leyes, para satisfacer la imposición del feminismo radical a quien no ha gustado la sentencia contra la manada. Rápidamente a cambiar las leyes para dar prioridad a que se condene por el género antes que por los hechos concretos y convertir así el Estado de Derecho en la Inquisición más terrible y criminal del sigloXXI. Políticos marionetas del feminismo más cruel, inhumano, interesado y subvencionado, capaces de crear leyes que vulneran la presunción de inocencia del hombre y sus derechos más elementales a los cuales debería tener derecho toda persona sobre la faz de la tierra.¿CUANTOS HOMBRES HAN PARTICIPADO EN EL PACTO DE ESTADO CONTRA EL HOMBRE, tras 13 años de terror de la Ley de Violencia de Género de Zapatero desde el año 2004, muy lejos de reflexionar multiplican por 1000 los errores,la discriminación y la terrible injusticia de la Ley de Violencia de Género. Una ley contra los derechos humanos más fundamentales, contra la igualdad la razón y la vida,creada por mujeres contra el hombre.Verguenza deberían tener todas las señoras que suscriben el manifiesto y quienes escriben artículos, mostrándose como victimas por todo y por todos,vil mentira que insulta a las miles de victimas de sus leyes genocidas, mientras cometen el mayor ataque contra los derechos humanos del hombre,simplemente por el genero al que pertenece,y recuperando el terrible y genocida derecho penal de autor de los nazis durante la persecución del pueblo judio.La ideología de genero persigue y criminaliza a todo el genero masculino,considerándolos como la peste a extinguir,culpables por ley por haber nacido de sexo varón.Genocios que serán estudiados como los mayores atropellos contra derechos humanos y las mayores verguenzas de la humanidad. Basta de hipocresía, la única verdad es que ningún Estado debe vulnerar derechos fundamentales de nadie, como es la presunción de inocencia por su sexo por su género por el color de su piel, puesto que esto es un crimen de Estado. Un estado jamás puede violar derechos humanos tan indispensables para evitar injusticia y linchamiento sobre inocentes.

  8. Gracias a este medio por permitir a sus lectores y a los ciudadanos decir lo que en conciencia creen, sin ánimo de ofender ni faltar a nadie sino hacer uso de la libertad de expresión para defender los derechos fundamentales de todas las personas indistintamente de su raza su género su sexo el color de su piel. Gracias a este medio por no ejercer la censura de género contra el hombre ya que cualquier hombre que cuestiona lo más mínimo las leyes de género es automáticamente silenciado tratado de machista criminal y cosas mucho peores.
    Me niego a reconocer que España es una dictadura en la cual el cualquier ciudadano no tiene derecho a expresar su opinión en la forma debida y admitiendo que hay cosas que solo se pueden decir por su nombre.La violencia no tiene género así pues todo el apoyo y el máximo respeto a las víctimas de violencia, mujeres,hombres, niños ancianos blancos,negros y amarillos, todas las personas, indistintamente de su raza,su sexo su género o el color de su piel.

Deja un comentario