Más de 20 embarcaciones deportivas con una decena de personas en cada una se dieron cita a través de las redes sociales el pasado sábado en las calas Massoni (Mont-ras) y la Banyera de la Russa, en el espacio protegido de Cap Roig en Calella de Palafrugell (Girona), para hacer un macrobotellón.

Esto es lo que ha denunciado la entidad ecologista Salvem el Golfet, que ha publicado imágenes de una juerga marina en Cala Massoni, una ensenada situada en Palafrugell (Girona). Salvem el Golfet considera “inadmisibles” este tipo de fiestas que hace años que se hacen en la Costa Brava y que tienen un “grave impacto en el fondo marino”. Los ecologistas recuerdan que este entorno cuenta con la máxima protección ambiental, patrimonial y paisajista.

Se trata de una celebración que arrancó a las 13:00 horas del sábado, cuando veraneantes de las zonas de Palafrugell y Mont-ras habían sido convocados a un macrobotellón marino en la cala, que tiene una piscina natural vecina conocida como Banyera de la russa. Ha lamentado la asociación que los fiesteros no tuvieran permiso, algo que ha confirmado el alcalde de Palafrugell, Josep Piferrer.

Desde Salvem denuncian que no es la primera fiesta de estas características en este entorno. El 13 de julio detectaron la sexta edición de la Paella party, con 200 participantes. En julio de 2018 esta entidad presentó, tres días después de otra de estas fiestas, instancias a los Ayuntamientos de Palafrugell y Mont-ras denunciando que las barcas no respetan la distancia para anclar y el perjuicio que suponen los residuos generados.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario