El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió este martes que los rechazos repetidos del Parlamento británico al pacto negociado con la Unión Europea conducen a un «brexit» sin acuerdo, y pidió que la UE no sea el «rehén de una crisis política» en el Reino Unido.

Macron, que recibió en el Palacio del Elíseo al primer ministro irlandés, Leo Varadkar, insistió en que la hipótesis de una extensión del plazo al Reino Unido para encauzar su abandono de la UE no es «ni evidente ni automática», porque la prioridad de los 27 es el funcionamiento de la Unión.

«La UE no puede de forma duradera ser el rehén de la resolución de una crisis política en el Reino Unido», subrayó.

DEJA UNA RESPUESTA