El presidente francés, Emmanuel Macron, quien se entrevistó en los últimos días con los diferentes líderes libios, reiteró este martes su rechazo a toda solución militar al conflicto que vive Libia y expresó su preocupación por la situación actual.

Según un comunicado emitido por el Elíseo, Macron se entrevistó con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, además de con el primer ministro libio, Fayez al Sarraj, y con el hombre fuerte del país, el mariscal Jalifa Hafter.

«El presidente francés ha expresado su profunda preocupación sobre el desarrollo de los hechos y recordó que no hay solución militar al conflicto libio», indicó la Presidencia francesa.

La reacción se produce después de que algunas voces, en particular en Italia, acusaran a París de estar detrás de la ofensiva lanzada por Hafter contra Trípoli.

Macron urgió a «acabar inmediatamente con los combates y calmar las tensiones», mostró su apoyo «pleno» a la mediación de la ONU y pidió que se recupere el diálogo.

Agregó que Francia seguirá trabajando para unir a las diferentes partes del conflicto libio en búsqueda de una solución duradera.