Silvia Oñate, presidenta de la Asociación VIDA de mujeres viudas y madres de hijas e hijos huérfanos, ha comenzado una huelga de hambre exigiendo que desaparezca la discriminación que sufren las viudas y viudos de parejas de hecho para acceder a la pensión de viudedad.

Esta discriminación ya ha sido reconocida por el Congreso y el Senado, y su solución estaba recogida en el pacto de gobierno de la actual coalición del PSOE y UP-

Por ello, la presidenta de la Asociación VIDA, pide que la Ley de Presupuestos de este año recoja una modificación del artículo 221 de la ley 40/2007 de la Seguridad Social para evitar la discriminación de las parejas de hecho con respecto a los matrimonios civiles.

La diferencia en los requisitos y la cuantía de las pensiones cobradas se deriva de un hecho civil, como es la clase de matrimonio, y no en función del historial laboral que es el que debe definir las pensiones a cobrar.

Silvia Oñate
Silvia Oñate

Más País ha presentado una enmienda que supone una mejora, aunque no definitiva, al eliminar la discriminación por ingresos, pero no por años de convivencia, que seguirían siendo cinco.

El Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas (MADPP) se solidariza totalmente con las reivindicaciones de la presidenta de la Asociación VIDA y anima «tanto a las personas pensionistas como futuras pensionistas a mostrar su apoyo a la compañera Silvia».