Desde el MADPP nos dirigimos a los direcciones y afiliación de los sindicatos, para expresarles la inquietud existente en el colectivo pensionista, por la intención del Gobierno de implantar los Planes Privados de Empleo o Empresa, preocupación que seguro es la de todos, al igual que confiamos compartan y demuestren su solidaridad con nuestras demandas.

Nos oponemos a que se negocie en la Mesa de Diálogo Social o en los distintos convenios colectivos, la privatización de las pensiones públicas, enmascarada bajo la recomendación 16 del Pacto de Toledo, sobre “planes complementarios o fondos y planes de pensiones de empleo”, incluso incentivándolos con beneficios fiscales actuales y futuros para los mismos.

Los Planes Privados de Empresa, abren una puerta muy peligrosa al deterioro de las condiciones de vida de millones de pensionistas futuros y el empobrecimiento de las pensiones públicas en general, con las que competirán; beneficiando a los sectores laborales más privilegiados en detrimento de la clase trabajadora más desfavorecida.

No creemos, que las empresas estén dispuestas a que las aportaciones a estos planes privados salgan de sus arcas, como un extra en sus gastos de personal. Nos tememos, que las aportaciones a estos planes se hagan a costa de reducir las cotizaciones sociales, dificultando así que el Sistema Público de Pensiones tenga la solvencia suficiente, para abonar unas pensiones públicas dignas.

Nos encontramos ante un futuro de pensiones públicas de miseria, complementadas con pensiones privadas, ya sean de empresa o no, para quienes puedan permitírselo. En realidad, estos Planes Privados de Empresa, suponen un cambio en el sistema público, pasando del sistema de reparto y de solidaridad intergeneracional e interterritorial, a un sistema de capitalización, que supondrá mejores complementos para los que trabajen en determinadas empresas, contribuyendo así a la ruptura de la caja única de la Seguridad Social.

Los Movimientos de pensionistas no nos movilizamos solo en defensa de nuestras pensiones. Luchamos rotundamente por las pensiones futuras de trabajadores y trabajadoras actualmente en activo, las de nuestros hijos e hijas.

No son los Planes Privados de Empresa la única amenaza que se cierne sobre las pensiones futuras. Las recomendaciones del Pacto de Toledo, pilotadas y desarrolladas por el ministro Sr. Escrivá, con el beneplácito de una parte del gobierno, auguran futuras pensiones cada vez más tardías y reducidas.

Especialmente grave son las reformas laborales que pedimos derogar, facilitan unas condiciones deplorables: reducción de indemnizaciones por despido, ampliación de la temporalidad con los contratos, en prácticas y de formación con peores condiciones laborales, crecimientos de las ETTs, contratos por horas, despidos en fin de semana, precariedad en general, lo que unido a un insuficiente Salario Mínimo Profesional (que han congelado para 2021) impiden que en la práctica, el personal actualmente en activo obtenga las cotizaciones necesarias, para asegurarse una pensión digna cuando lleguen a la jubilación.

Desde el Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas, pedimos a los sindicatos que se unan en una lucha común con los Movimientos Pensionistas, para mejorar las pensiones actuales y futuras. Les pedimos, que se nieguen a pactar cualquier medida que augure un recorte en las mismas y a exigir, la subida del Salario Mínimo Interprofesional y pensión mínima, hasta alcanzar el 60% del Salario Medio, según los criterios establecidos en la Carta Social Europea, y una legislación laboral más favorable a la clase trabajadora.

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.436 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.436 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA