Este lunes, el PSOE ha justificado este lunes ante el Pleno del Congreso la armonización de impuestos a nivel autonómico criticando que «es todo un despropósito que la Comunidad de Madrid esté renunciando a ingresar más de 4.100 millones beneficiando a quienes más tienen».

Patricia Blanquer, su portavoz fiscal en la Cámara Baja, ha criticado que la defensa del PP para bajar los impuestos y ha reivindicado que «el objetivo no es subir o bajar los impuestos, sino conseguir mayores niveles de bienestar y equidad en la población».

En relación a este tema, ha defendido que una competición llevada al extremo por una bajada de impuestos conllevarían unos ingresos prácticamente nulos y peores servicios públicos y que si la recaudación sube en Madrid pese a bajar sus impuestos «no es por la bajada en sí misma, sino por la existencia de normas tributarias no equitativas entre los territorios que le permiten atraer contribuyentes».

«Si queremos buenos servicios públicos, debemos contar con un buen sistema tributario que genere ingresos suficientes», ha indicado.

Eloy Suárez Lamata reivindicó que «todos los países europeos están bajando impuestos menos España» y que, a pesar de eso, el Gobierno optará por «el asalto fiscal a las arcas madrileñas» al pactar con Esquerra Republicana la fijación de límites mínimos o máximos al Impuesto sobre Patrimonio.

«No soportan que las políticas del PP funcionan». «Madrid ha hecho justo lo contrario que Cataluña y le ha salido muy bien», pues Cataluña es la comunidad «con más deuda y más déficit» y «fríe a impuestos» a sus ciudadanos, ha señalado.

Por su parte, Txema Guijarro, ha asegurado que es necesario subir más impuestos, pero también bajar otros como el IVA a los productos de higiene femenina o a los servicios veterinarios o de peluquerías.

Madrid renuncia a 4.100 millones para beneficiar a los ricos
Madrid renuncia a 4.100 millones para beneficiar a los ricos

La Comunidad de Madrid aplica beneficios fiscales para que empresas y grandes fortunas tributen en la región

Los expertos coinciden en que en España no existe ningún paraíso fiscal. Según ha explicado Josep Alemany, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales en Catalunya, «el dumping consiste en buscar una tributación más baja con el objetivo de atraer a nuevas empresas».

Según un estudio del Institut Valencià d’Investigacions Econòmiques, la Comunidad de Madrid deja de ingresar cada año 4.100 millones de euros por los beneficios fiscales que aplica para que empresas y grandes fortunas tributen en la región.

«Pero no es un paraíso fiscal, porque en él no evades impuestos, simplemente te vas al lugar en que pagas menos tasas», ha explicado Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

En Madrid, el impuesto de transmisiones patrimoniales es del 6% en Madrid, mientras que en Catalunya oscila entre el 10% y el 11%, además renuncia a casi 1.000 millones anuales al bonificar el 100% del Impuesto de Patrimonio, y ofrece bonificaciones del 99% en el de Sucesiones, que en Catalunya son del 40% para los mayores de 21 años.

Mientras tanto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defiende su proyecto presupuestario como el remedio que permitirá al Estado salir de la crisis y animó a la derecha a sumarse a sus planes de recuperación para después de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA