Miles de personas han salido a la calle este domingo en España para sumarse a las manifestaciones que tienen lugar en todo el mundo en protesta contra el racismo tras la muerte de George Floyd, el pasado 25 de mayo en Minneapolis, a manos de un policía que lo asfixió con su rodilla.

En Madrid, la concentración frente a la sede de la embajada estadounidense en España, en la calle Serrano, autorizada por la Delegación del Gobierno para unas 200 personas, sobrepasó las expectativas y logró reunir a unas 3.000 personas.

Los manifestantes, con una amplia representación de la comunidad africana de la ciudad, se han arrodillado ante la embajada profiriendo cantos como «Floyd, hermano, aquí no te olvidamos», «aquí también hay racismo» o «ningún ser humano es ilegal» y portando pancartas con leyendas como: «Yo soy humano, ¿ y tu?», «Por la paz y la diversidad», «Discriminación para explotar más» o «El silencio también es opresión».

También se podía escuchar a la mayoría de los manifestantes coreando: «Donald Trump es un criminal», «Ninguna persona es ilegal», «Papeles para todos», «Fuera racistas de nuestros barrios», «Vosotros racistas sois los terroristas» o «La ley de extranjería mata gente cada día», «Basta ya de violencia policial» y «Trump y Vox la misma mierda son».

La manifestación ha recorrido la calle Serrano, pasando por la Puerta de Alcalá y ha llegado finalmente a la Puerta de Sol. En muchos tramos, no se ha respetado la distancia de seguridad y muchos manifestantes no llevaban mascarilla, a pesar de que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pedían responsabilidad y distancia social para no poner en riesgo la salud de todos.

Las concentraciones se han repetido también en la mañana de este domingo en Barcelona donde cerca de tres mil personas se han concentrado en la Plaza Sant Jaume. En este caso la gran afluencia de personas también ha hecho que fuese difícil mantener las distancias de seguridad. Del mismo modo, cientos de personas se han movilizado en Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Murcia y Logroño.

Durante el acto en Barcelona se ha leído un manifiesto en recuerdo a Floyd: «La comunidad negra, africana y afrodescendiente de España, personas del pueblo gitano, de Abya Yala, magrebíes, árabes, musulmanas y asiáticas, junto con el resto de personas aliadas antirracistas, sabemos que este asesinato no es una cuestión puntual, sino que responde a la violencia histórica y estructural a la que son sometidas las personas negras en Estados Unidos».

La Comunidad Negra Africana y Afrodescendente de España (CNAAE) ha convocado concentraciones contra al racismo en numerosas ciudades de toda España para reivindicar el cansancio de la comunidad negra a que sean perseguidos, se les asesine y se les maltrate.