Cuadros dirigentes del PDeCAT han expresado, en la reunión extraordinaria del consell nacional del partido de este jueves por la noche en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), su malestar por la incertidumbre y los procesos para confeccionar las listas del 28A, aún sin acordar con la Crida.

Así lo han explicado diversas fuentes presentes en la reunión, que no ha servido para cerrar ningún esquema definitivo para las elecciones generales del 28 de abril porque aún no se ha llegado a un acuerdo de fondo con los representantes de la Crida Nacional per la República para constituir candidaturas bajo la marca JxCat.

Las siglas de JxCat fueron las utilizadas por Carles Puigdemont en las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017 y son las que dan nombre al grupo parlamentario en la cámara catalana, que engloba a perfiles adheridos a la Crida, al PDeCAT y a ambas organizaciones.

Sin embargo, los derechos de la marca siguen siendo del PDeCAT, una parte de cuyas bases y cuadros dirigentes no ven con buenos ojos ceder terreno a la Crida de cara a las elecciones del 28A.

El partido se encuentra en estos momentos dividido, si bien la cúpula de los demócratas espera cerrar mañana un acuerdo para la configuración de unas listas conjuntas de JxCat como en 2017.

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha propuesto celebrar una nueva reunión del consell nacional este próximo sábado, con vistas a dejar zanjada la cuestión de las listas de JxCat, pero la presidenta del propio consell nacional del partido, Mercè Conesa, ha objetado que debería celebrarse la semana que viene, ya que las normas internas hablan de convocarlo con cinco días de antelación.

En esta polémica también ha intervenido el senador Josep Lluís Cleries para criticar a Conesa, que ha amagado con dejar el cargo de presidenta del consell nacional si la obligan a saltarse los plazos que prevé el reglamento.

En su intervención, Bonvehí ha planteado dar a JxCat, tras las elecciones municipales y europeas del 26 de mayo, un articulación más firme, en la que el PDeCAT quedaría integrado.

Bonvehí ha pedido «generosidad» para poder sumar con el espacio que representa la Crida en las listas conjuntas de JxCat y ha dicho ser consciente de las quejas de muchos asociados del partido por los procedimientos seguidos en las primarias del PDeCAT para el 28A.

De hecho, la defensora de los asociados del partido, Nereida Edo, ha dejado constancia de las numerosas quejas de los asociados en este sentido y, en el turno de intervenciones, diversas voces han explicitado su malestar por el incumplimiento de plazos para la celebración de las asambleas de elección de candidatos.

También ha habido, según las fuentes consultadas, intervenciones críticas con la «generosidad» hacia el espacio de la Crida si esta implica que los candidatos del PDeCAT vuelvan a quedar relegados.

Una generosidad que también ha pedido el propio Puigdemont, que ha intervenido de forma telemática, para reclamar la «máxima unidad» y ha recetado «mirada amplia» y huir de «sectarismos».

DEJA UNA RESPUESTA