En la noche de este jueves 14 de mayo se dio a conocer una denuncia en la que el senador del Polo, Wilson Arias, y el colectivo feminista «Casa de la mujer», entre otras organizaciones, aseguraban que cuatro agentes del Esmad habrían abusado sexualmente de una joven retenida en un CAI por grabar la protesta en Popayán.

Tras salir de la URI, ella misma denunció ser víctima de violencia sexual por quienes la detuvieron y finalmente habría decidido quitarse la vida. Durante todo el día se han desarrollado duras protestas en el lugar donde ocurrieron los hechos.

El comandante de la Región Cuatro de Policía, general Ricardo Alarcón, confirmó que los uniformados que trasladaron a la joven a la URI en Popayán fueron identificados y fuentes oficiales explicaron al diario El Tiempo que los agentes fueron apartados de sus funciones para darle transparencia a la investigación.

Durante más de ocho horas, las calles de la ciudad se convirtieron en el escenario de batallas campales, las cuales terminaron con la vida de un estudiante universitario y más de cuarenta heridos, la destrucción total de las instalaciones de la URI, donde habría sido violada la joven, de la Fiscalía y de Medicina Legal y otros actos vandálicos contra sedes policiales y monumentos de la ciudad.

Colombia

La Organización de Naciones Unidas rechazó el ataque contra la sede de la entidad forense en la capital del Cauca ya que allí se encuentran evidencias forenses evidencias forenses y que son fundamentales para la búsqueda de desaparecidos, verdad, justicia y reparación para las víctimas.

La nueva víctima mortal de estas protestas fue identificada como Sebastián Quintero Múnera, estudiante de quinto semestre de ingeniería informática del Colegio Mayor del Cauca y que murió por el impacto de una bala de goma disparada por miembros del Escuadrón Antidisturbios, según el balance recogido por Caracol Radio. El caso de la joven de 17 años de edad que se suicidó el jueves desató la ira de los jóvenes y la muerte de Sebastián, de 22, ayudó a caldear aún más los ánimos .

El mismo día que Sebastián murió, un manifestante grabó el momento en el que una tanqueta del Esmad arrolla a varios ciudadanos en el sur de Popayán, un hecho que está siendo investigado.

DEJA UNA RESPUESTA