Democracy Now!

En el distrito de Brooklyn, líderes comunitarios encabezaron una manifestación durante el fin de semana para instar a la Comisión de Servicios Públicos del Estado de Nueva York a no aumentar la factura mensual de gas a más de un millón de clientes estatales para pagar la construcción de un controvertido gasoducto en el norte de Brooklyn.

Se espera que la comisión vote el jueves sobre el aumento de los precios. El gasoducto, propiedad de la empresa National Grid, transportaría gas extraído mediante “fracking” a través de vecindarios de Brooklyn mayormente conformados por personas de color, a pesar de la considerable oposición por parte de esas comunidades y de las prohibiciones vigentes en Nueva York contra la extracción de gas mediante la técnica del “fracking” y contra la construcción de nuevas infraestructuras de combustibles fósiles. Activistas se manifestaron contra los planes durante el fin de semana.

Aderinsola Babawale: “Esta es una extracción de recursos. Es la continuación del colonialismo. Es una historia que se rehúsan a reconocer, pero nosotros sí lo hacemos. Lo vemos. Y lo llamamos por lo que es. No necesitamos más infraestructura tóxica. No podemos sanar en el mismo entorno que nos enferma”.

Gabriel Jamison: “Nuestra lucha por la justicia medioambiental va más allá del llamado a acabar con la extracción de gas mediante ‘fracking’. Nuestra comunidad en Brownsville exige el poder y la dignidad necesarios para transformar a nuestra propia comunidad”.

DEJA UNA RESPUESTA