Xan Pereira

Dirigentes y ex dirigentes del Partido Popular narraron a diario16.com cómo Alfonso Fernández Mañueco, el presidente del PP en Castilla y León, y Fernando Martínez Maíllo, urdieron un complejo plan para ganar las Primarias. Ambos dirigentes permitieron la falsificación de cerca de 5.000 firmas de afiliados e ingresos en dinero B por un  valor cercano a los 500.000 euros.

Martínez Maíllo, coordinador general del PP en Génova, es quien en el último Congreso en el que se elige a Mariano Rajoy como presidente en 2017, introduce la modalidad de Primarias abiertas para que los militantes puedan elegir a sus líderes. Al organizar el congreso en Castilla y León para marzo de 2017 se descubre que se esperaba contar con 58.000 afiliados y que sólo hay 7.000.

Las listas de los afiliados al PP están sin comprobar desde los 80, con muertos, dados de baja y quien nunca ha pagado la afiliación, cuota que se vuelve imprescindible para poder votar en las Primarias. Simplemente se van sumando nuevos afiliados y se inflan las cifras.

En algunas provincias había que abonar hasta 190 euros por militante para ponerse al día. De esta forma, Mañueco y Maíllo descubren que se necesitaba un presupuesto de unos 150 euros de media para pagar la cuota pendiente de cada afiliado moroso. Al menos 5.000 de los 7.000 que podían votar en esas Primarias no estaban al día. Sin una militancia real que pudiera votar en las Primarias, se crea el Comité organizador para el Congreso del PP en Castilla y León. En la comunidad su máximo responsable será Raúl de la Hoz, procurador del PP y hombre de la máxima confianza de Mañueco.

Según Diario16, este comité organizador decide que el dinero con el que se van a pagar esas cuotas es de aportaciones de empresarios en dinero B y el de cargos del partido de toda Castilla y León.

Se hicieron transferencias al partido con dinero de origen desconocido, en metálico, y sin autorización de los interesados. Además, también sin informarles previamente, se realizaba la firma falsa de la autorización para solicitar votar en las sedes del PP de miles de militantes que ni saben que necesitan firmar para poder ejercer su derecho a votar en las Primarias de Castilla y León y que jamás llegan a firmar ellos mismos.

Según las graves acusaciones que realizan desde el PP, “se hicieron ingresos desde cajeros de manera masiva. Según estos relatos, “se pagaban en un cajero hasta 20 cuotas de 20 afiliados para ponerles al día”. Hay quien se pregunta que “¿Quién se va a creer que 20 afiliados quedan a la vez en un cajero para pagar?”. Según su criterio, “lo hizo una sola persona en cada provincia”.

Mientras, Maíllo consiente y apoya desde Génova la operación de Mañueco junto a De la Hoz, según declaraciones de testigos presenciales. Es el coordinador general del PP a nivel nacional quien permite la vulneración de la Protección de Datos.

Mañueco, además, está siendo investigado por el juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca por supuestas irregularidades graves como estafa en proceso electoral, falsificación y financiación ilegal.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario