Kike Román


¿Os imagináis un titular así? Un fraude ¿no? Quita confianza y credibilidad a la organización de ese evento deportivo, y un autentico engaño a los espectadores que han ido a presenciar la carrera y a los que lo han visto por televisión. Van a la carrera para ver al piloto, que tiene sus simpatías, y verle ganar… y así lo ha hecho: es el mejor…pero el segundo y tercero desbancan y destronan al ganador por que llegan a un acuerdo entre si, repartiéndose los premios. Han logrado, por que han engañado, que los aficionados, llamados siempre a estas convocatorias deportivas, que no acudan más ni presencialmente ni por televisión. Cuando ocurre el engaño, primero se provoca la rabia, la decepción…y después, lo peor, el desinterés. Unas reglas que no concuerdan, con lo que se anuncia antes de que se produzca tan interesante competición.

Eso tan nefasto y tan falaz que he descrito, afortunadamente no es real, es una metáfora con lo que ocurre en la existencia del mundo de la Política. Algo tiene que cambiar a la hora de elegir a los Candidatos, por que a la hora de la verdad se eligen entre ellos; nosotros los de a pie, estamos dirigidos solamente a coger una papeleta, la que sea, en la que vienen Partidos y Candidatos, pero no vienen Pactos; no votamos Pactos. Votamos a un Partido Político que luego pacta con aquel, que nosotros no hemos votado. Por lo tanto, yo creo… que esto de ir a votar, en lo sucesivo, nos lo vamos a tener que pensar, mayormente por que uno va dejando de creer en la Política, y que los famosos pactos lo hacen pensando en el pueblo…que cosa más rara. Una Política cansina, relatada a todas horas en los medios de comunicación, hablando y hablando de los partidos… el uno que pacta con el otro por que le da dos concejalías, y si no le da tres, ya no pacta. Como diría un andaluz ¡¡¡qué jartura!!!

¡¡¡Señores!!!
¡¡¡Ehhh!!!
¡¡¡Señores!!!

Que estamos aquí, que seguimos esperando un bienestar social, que hay mucha, muchísima gente que está ávida de cosas justas, de soluciones sociales; de algo tan simple como tener un trabajo digno, una jubilación digna, una sanidad digna, una educación digna, una justicia que sea justa. Que los que engañan sean castigados con todo el peso de la ley, que los que engañan nos devuelvan lo saqueado, los que tributan fuera, “sea quien sea”, que sean penalizados y que la ley, la de verdad sea implacable. Si sigo, es que lo que estoy indicando es que todo, todo está roto.

Al final, y desde aquí podría hacer un llamamiento para recabar firmas para que en las próximas elecciones se cambie la ley electoral, y se vote la fuerza más votada, salga quien salga, da igual. Nos evitaríamos tiempo y dinero, y las supuestas soluciones de los votantes, de los ciudadanos tendría una respuesta más rápida. Y los señores políticos, que están cobrando, sin hacer su trabajo en este “tiempo de pactos”, verían como estarían en su puesto de trabajo, ejerciendo su labor, la labor que le encomienda el pueblo a esa mayoría más votada, y la oposición que sepa que su trabajo es tener sentido de Estado y trabajar también para el pueblo, y no derribar y poner palos en las ruedas, por sistema, al que mantiene la Gobernanza.

“Esperemos que en la próxima carrera si gana Marc Márquez, quede el primero”

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. es un mal menor aunque la frustracion sea legitima
    Ademas la politica y la democracia tbn van d pactar y negociar
    Mas vale negociar y pactar que renunciar
    Y no solo nos hemos votado…

    = m parece qe este articulo tiene olorcillo d fascismo

    ¿ QUÉ ES : ANARQUISMO CONFUSION O TRAICION ?

    ABSTENCION = PERDICION

Deja un comentario