75Shares
Zona afectada por el proyecto eólico Pena-Forcada-Catasol II en Laxe (A Coruña) / Google Earth

El texto, defendido por el diputado Antón Sánchez en la Comisión 6ª de Industria, Enerxía e Turismo del Parlamento de Galicia alerta de que la autorización del parque eólico Pena Forcada-Catasol II y su declaración como de especial interés “utiliza de forma precipitada la recién estrenada Ley de Depredación de Galicia” (en referencia a la Ley 5/2017, de fomento de la implantación de iniciativas empresariales), lo que a juicio de la formación demuestra de manera fundada “que la norma estaba prevista para evitar trámites de garantía medioambiental y de transparencia pública las grandes empresas que pretenden expoliar el país”.

Para En Marea, esta tramitación “obvia también la fragmentación en varios expedientes administrativos de lo que en realidad supone un único proyecto industrial junto con el parque eólico de Mouriños, hecho este sobre el que aún debe pronunciarse la UE”.

Considera además la formación que “esta declaración, tal como denuncian los colectivos ecologistas y ciudadanos de la comarca, fue realizada en un momento procedimental inadecuado, ya que esta tendría que haberse realizado en un momento temprano de la tramitación para que la ciudadanía tuviese conocimiento de los elementos concretos del expediente y, por lo tanto, pudiese analizar o en su caso alegar o contraponer, los argumentos aportados por la empresa y el órgano que procedió a su autorización”.

Para En Marea “esta actitud de la Xunta es completamente oscurantista”, hasta el punto de impedir incluso acceder a los informes de impacto de los proyectos, que fueron eliminados del trámite de información pública”.

Para el grupo parlamentario “esta actitud provoca la indefensión de la ciudadanía ante la eliminación de la información pública necesaria y los argumentos de la Consellería que debieran ser recogidos en la memorias oportunas“, con el objetivo de conocer “los supuestos beneficios e incidencias de los proyectos en los ámbitos industriales, económicos, sociales, territoriales e incluso de empleo”, algo que ya fue denunciado por varios colectivos de la zona en un comunicado público que En Marea comparte “en todos sus términos”, razón por la que la formación ha instado a la Xunta de Galicia a revocar la autorización del proyecto eólico Pena Forcada-Catasol II en la localidad de Laxe.

 

75Shares

Deja un comentario