La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado este lunes en Málaga que no quiere ser la próxima presidenta de la Junta de Andalucía, ya que no está en sus «cálculos» y cree que, cuando adquiere una responsabilidad, va a estar «toda la vida» como ahora en el Ministerio de Hacienda.

«Esta pregunta normalmente se le hace a personas que lo están pensando y que quieren ser elegidos», ha sentenciado Montero, que ha recordado que ahora que es ministra de Hacienda «en solamente un periodo» tiene «la intención de completarlo» y que no tiene ninguna otra aspiración «siempre que el presidente quiera».

Ha asegurado que si los socialistas son capaces de conformar un Gobierno para el país tras los comicios querría continuar «en la manera que tenía encomendada» hasta ahora al frente del Ministerio.

Al ser preguntada por su relación con Susana Díaz, líder socialista andaluza y expresidenta, Montero ha afirmado que se lleva «muy bien» con ella aunque es cierto que antes estaban «más unidas» por los temas que se trataban aunque reconoce que «el PSOE es una organización bastante normal».