La actriz razona que la actualidad política es actualmente «un juego de medidas de polla».

María León, la interprete de, entre otras, La voz dormidas (Benito Zambrano, 2011) se ha sincerado en una entrevista a El Mundo sobre la actualidad política.

María León tiene una idea nítida sobre lo que supone la extrema derecha de Vox para este país: «Es que me crea un cáncer. Me crea un dolor. Vox me da ganas de vomitar. No puedo pensar ni siquiera que sea real. Es una pesadilla, una mala película».

León ve a los políticos desde el punto de vista decepcionante de una persona que sigue acudiendo a las urnas, pero que sigue viendo como pasan los días sin que haya un Presidente del Gobierno. «Creo que hay un juego de medidas de polla y de demostrar quién es más y lo único que tienen que hacer es llevarnos a todos unidos para que crezcamos», razona.

Sobre la situación política actual, la actriz asegura sentirse cansada y desilusionada. «La política se ha vuelto ingobernable. Creo que las derechas y las izquierdas se tienen que poner de acuerdo para que avancemos», razona. Esta inestabilidad de la que habla León está afectando a los españoles, según indica «nos están haciendo pobres. Se está yendo todo a la mierda. Eso me asusta», aunque tiene claro cuál podría ser la solución: «Creo que hay una guerra y nosotros ya salimos de ella hace años. Hay que darse la mano y no pegarse tanto».

La actriz también tiene una opinión clara sobre Bertín Osborne, el cual aseguraba que no había desigualdad entre hombre y mujeres, algo que la sevillana no entiende: «Yo creo que Bertín no tiene consciencia. Es más fácil mirar para otro lado cuando nos interesa. Se tendría que ir a su casa y no salir. Hasta hace poco estábamos encerradas y nos decían que teníamos que coser».