18Shares

David Marjaliza ha asegurado que se repartió 3,6 millones de euros con Francisco Granados y Javier López Madrid por las obras de ampliación de Metro de Madrid, aportando además la documentación que prueba el cobro de mordidas. En su declaración en la Audiencia Nacional ha explicado que Granados era quien decidía el reparto de comisiones, y que López Madrid entró en el reparto por indicación del propio exconsejero de Presidencia, que usó una de las sociedades del empresario para amañar el concurso.

La documentación aportada muestra un cruce de facturas que da como resultado unas ganancias de 6,6 millones para las empresas vinculadas a Marjaliza en las obras licitadas en 2004 para ampliaciones de Metro Ligero, Metro Norte y el Metro Sur. La cifra resultante se quedó a en 3,6 millones de euros tras el pago de impuestos. Según la documentación del empresario, Granados se llevó 1,2 millones de euros, la misma cantidad que López Madrid y Marjaliza.

Según ha explicado Marjaliza, López Madrid “vació” una sociedad de su propiedad, que vendió a bajo precio a Marjaliza y Granados para que la pudiesen utilizar para amañar el contrato de las obras de Metro. Marjaliza ha indicado que tiene documentos que pueban esos pagos porque él mismo realizó las transferencias.

El PP no es el único implicado

Marjaliza ha reconocido que trató con políticos del PSOE. Ha apuntado, sobre todo, al exalcalde socialista Tomás Gómez como posible beneficiario de una comisión de 600.000 euros (200.000 euros en gastos electorales para el PSOE local y 400.000 en efectivo), que pagó a cambio de adjudicaciones, aunque precisó que no trató con él. Le dijeron que “iban para el jefe”.

Para poder construir en ese municipio tenían que pagar entre 3.000 y 6.000 euros por vivienda y ha asegurado que “todo el mundo lo hacía” y para remarcar esta idea ha asegurado que no ha conocido a ningún promotor urbanístico que haya conseguido construir vivienda publica sin pagar comisiones.

18Shares

Deja un comentario