«Estos derechos que ahora tenemos que nos parecen intocables, nos ha costado mucho conquistar y están de nuevo amenazados, por un modelo único de macho ibérico que viene a caballo. Por un modelo único de familia», ha explicado en referencia a un vídeo de Vox, en el cierre del acto ‘LGTBI: el futuro de las instituciones’ celebrado en el Centro LGTBI de Barcelona.

En el acto ha participado la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; el candidato socialista al Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, y la coordinadora federal LGTBI del PSOE, Isabel García, y ha asistido la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

El número uno del PSOE por Cádiz a las Generales ha explicado que hizo pública su homosexualidad siendo juez: «Podría decir que lo hice por compromiso, por solidaridad, por tanta gente que tuvo que vivir escondida, por decirle a los mas jóvenes que se puede vivir como uno quiere, pero también lo hice porque tenía derecho».

«Ahora me preguntan por qué estoy en el proyecto de Pedro Sánchez: La respuesta es sencilla. Porque estos derechos que ahora tenemos, que nos parecen intocables, nos ha costado mucho conquistar y están de nuevo amenazados», ha subrayado.

Ha explicado que los socialistas defienden el derecho a ser libre, y quieren una sociedad abierta, plural y diversa: «Queremos seguir trabajando para conquistar muchos derechos para las personas ‘trans’, para esos niños que sufren acoso», ha ejemplificado.

Se ha conjurado a combatir el discurso del odio que pasa desapercibido y está creciendo en las redes sociales, un espacio en el que ha reconocido que queda mucho por hacer desde su Ministerio y ha alertado de que la derecha es «beligerante y prefiere someter».

«No queremos un modelo único de amor ni de sociedad. Por eso el 28 hay que llenar las urnas de futuro de esperanza, de progreso y de derechos», ha terminado, y ha recitado el lema del PSOE en las generales ‘Haz que pase’.

En su intervención, Iceta ha exigido el derecho e igualdad de dignidad, y ha enarbolado la bandera de la libertad, que considera que se ha conseguido, pero que «todavía no es plena porque la homofobia está presente en la sociedad y toma características violentas».

Collboni ha explicado que hizo pública su condición sexual para que un hijo pudiera decirles a su padres que un homosexual puede ser ministro, presidente de la Generalitat o alcalde de Barcelona, y ha advertido de que «el discurso del odio, la discriminación y la ultraderecha están llamando a puerta».

Isabel García ha relatado que se vivió una situación que ha calificado de maravillosa en 2005 cuando se aprobó la ley de matrimonio homosexual: «Pero ahora nos encontramos con un momento de retroceso porque aquella igualdad real no se llega a sustanciar y porque hay partidos que amenazan los derechos de las personas LGTBI y de las mujeres. Primero son ellos y luego le toca al resto».

Ha llamado a impedir «la división dentro del movimiento y la patrimonialización del movimiento que intentan algunos partidos», y ha pedido buscar alianzas con la sociedad para impulsar iniciativas como la ley LGTBI que el Gobierno del PSOE pretende de continuar tramitando en el Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA