El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha defendido hoy martes el alto grado de renovación en las listas del partido a las elecciones generales por la «exigencia» que en este sentido recibió el líder de la formación, Pablo Casado, cuando fue elegido presidente y que ahora ha cumplido.

Se trata de un equipo que puede «garantizar desde el minuto uno» que Casado cuenta con un Gobierno que «no nos va a meter en una crisis económica como la de Rodríguez Zapatero» gracias a candidatos de peso en este ámbito como Daniel Lacalle, que según él confirma la vocación del PP de defender a autónomos y el pequeño comercio.

En cuanto a la presencia en las listas de personas de la sociedad civil como periodistas, tertulianos o incluso toreros, ha explicado que, sin querer comparar y siendo «cosas distintas», el PP ya recurrió otras veces a candidatos que tenían «algo importante que decir» a la sociedad, como las víctimas del terrorismo, y así ha citado a Mari Mar Blanco.

Respecto al caso concreto del torero Miguel Abellán ha apuntado que su candidatura confirma que el hecho de que a un español le gusten los toros o la caza no le hace automáticamente votante de Vox, porque entre los que apoyan al PP puede haber partidarios de los toros, representados por este matador, pero también otros que no lo sean.

Ha negado que con sus candidaturas al Congreso y el Senado Casado haya prescindido completamente de cuadros de gran valía, porque hay algunos que continúan, y ha insistido en que la renovación era necesaria para evitar fugas de votantes y ante la posibilidad de que muchos ciudadanos pensaran en votar a otra opción distinta del PP.