En una entrevista este martes en TV3 recogida por Europa Press, ha dicho que la creación de un nuevo partido «es una opción que está sobre la mesa», y ha defendido la necesidad de una formación de centro radical, sin complejos, ambiciosa, en la que quepan todos los matices y que no trabaje por la independencia de forma excluyente.

Pascal ha asegurado que una parte de los votantes independentistas se sienten huérfanos y ha subrayado que sería «imperdonable que hubiera votantes sin partido», aunque ha dicho que no es el momento de los nombres.

Ha indicado que el PNV es un modelo de formación con el que se siente identificada, y lo ha definido como un partido netamente independentista que sabe combinar sus ideales con ser útil para la sociedad vasca: «Creo que eso es lo que tenemos que ambicionar».

Preguntada por sus diferencias con el expresidente catalán Carles Puigdemont, ha dicho que aunque comparten ideales, les separa «una manera de hacer», que en el caso de Puigdemont se basa en el bloqueo y la voluntad de no dialogar, ha criticado.

Sobre si dejará su escaño como senadora por el PDeCAT, ha dicho: «No me lo han pedido y no creo que lo tenga que hacer».