Estados Unidos sigue en cabeza como el país con más casos de coronavirus en todo el mundo y Nueva York se ha convertido en el foco principal de la infección con 1.941 personas fallecidas y más de 83.000 casos confirmados.

Entre los casos positivos se encuentran más de 1.400 agentes de la Policía de Nueva York, según ha informado Dermot Shea, comisario de Policía de la ciudad estadounidense.

Lo más alarmante es que aproximadamente el 17 % del Departamento, es decir 6,172 empleados están enfermos y con síntomas del coronavirus, aunque no a todos se les ha diagnosticado la enfermedad, explicó. 

«Estamos luchando, pero eso no debería tener una connotación negativa», expresó Shea, puntualizando que hay muchos agentes trabajando en las calles y que el Departamento se encuentra «planificando todas las eventualidades» en caso de que el número de contagios confirmados aumente.

«Con más de 5.600 policías enfermos y más de 1.000 que han dado positivo por #COVID19, los cientos de oficiales adicionales que fueron desplegados esta semana estarán en las calles manteniéndote a salvo. Mi agradecimiento a cada uno de ellos por su inquebrantable dedicación a nuestra ciudad», escribió en Twitter, Terence Monahan, Jefe del Departamento de la Policía de Nueva York.