Un total de 2.075 migrantes y refugiados llegaron en enero a Grecia desde las costas de Turquía, lo que supuso un descenso respecto a diciembre, cuando hubo 3.388, pero un incremento respecto al mismo mes de 2018, con 1.560 personas.

Según los datos publicados este lunes por la Guardia Costera helena, en este periodo fueron detenidos dos traficantes y decomisadas siete embarcaciones.

Estas cifras no incluyen las entradas por la vía terrestre a través del río Evros, datos que facilita la Policía.

Al mismo tiempo, los guardacostas registraron en enero 317 intentos de salir desde Grecia a otros países de la Unión Europea (UE), y detuvieron a 95 migrantes y 23 traficantes.

De acuerdo con los datos oficiales del Centro de Coordinación Nacional para el Control de Fronteras, Inmigración y Asilo (ESSKASMA) del Ministerio de Protección Ciudadana, en las islas del mar Egeo se encuentran actualmente 14.794 personas, de las cuales 6.920 están en Lesbos; 3.983 en Samos; 1.636 en Quíos; 1.233 en Leros; 961 en Kos y 61 en otras islas más pequeñas.

Deja un comentario