Alrededor de 3.200 personas han huido en las últimas 24 horas de zonas controladas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que unas 1.700 personas, la mayoría de ellas mujeres y menores, escaparon en la tarde de hoy de zonas bajo el dominio del EI en el este de Deir al Zur y fueron trasladadas a bordo de vehículos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza de milicias liderada por kurdos.

Asimismo, señaló que la mayoría de los desplazados son de nacionalidad iraquí.

El Observatorio precisó que la marcha de los civiles coincide con bombardeos de la aviación de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra la zona de Al Rauda, situada al este del campo petrolífero de Al Tank, en la provincia de Deir al Zur y uno de los últimos territorios que dominan los yihadistas.

Al mismo tiempo, las FSD se enfrentaron hoy a los combatientes del EI en las localidades de Al Susa, Al Baguz y Fuqani, situadas en el extremo este de Deir al Zur, próximas a la frontera con Irak, según la ONG.

Con los 3.200 individuos que han escapado desde ayer, ya son 18.600 las personas de diferentes nacionalidades que han huido de los últimos bastiones del EI, entre los que destacan iraquíes, somalís, filipinos y rusos, desde principios de diciembre de 2018.

Según el Observatorio, más de 16.550 huyeron después del anuncio de Washington, el 19 de diciembre, de la retirada de sus tropas de Siria, donde ofrecen apoyo a las FSD en la lucha contra los yihadistas.

La ONG agregó que entre el total de los desplazados han sido descubiertos 1.000 miembros del grupo radical que intentaron huir con los civiles.

El EI todavía controla algunas áreas y localidades en Deir al Zur, después de haber perdido la mayor parte de sus dominios a manos de las FSD y también del Ejército sirio.

Deja un comentario